Saltar al contenido

Día: 5 de octubre de 2010

Mensaje 5 de octubre de 2010

Querida Alma

El comienzo de toda relación en la estancia de este mundo está
dominada por la extraña creencia en la elaboración en el ego para
llevar adelante una relación de pareja. Esto da como resultado: celos,
posesión, inseguridad, en tu entrega.

Las relaciones que deberían estar basadas en el amor están, sin
embargo, basadas en la eterna vivencia en el temor. El evasivo ego te
dice que todo lo que te haga feliz corre el riesgo de no durar por
mucho tiempo y te exige que hagas lo posible y lo imposible por
encontrar la fórmula mágica para que tu elegid@ esté siempre a tu lado
y para ello es necesario crear suficientes situaciones en las que la
otra persona se sienta culpable y de esta manera su castigo sea
continuar a tu lado y quererte mucho para, de esta manera, tratar de
compensar las faltas cometidas.

¿Es esto amor? ¿El querer poseer a otra persona es amor? El hacer lo
mejor que se pueda para luego ¿reclamar lo mejor de la otra persona es
amor o es un contrato de venta con garantía de servicio?

Hasta siempre

Víctor

A %d blogueros les gusta esto: