Saltar al contenido

Día: 29 octubre, 2010

Mensaje 29 de octubre de 2010

El elegido de Dios, Jesús, es el que eligió el AMOR y la UNIÓN y evidenció la vivencia en Dios, y el camino para llega hasta la UNIÓN en AMOR lo hizo viendo en cada ser la virtud, la limpieza, la inocencia y la perfección de Dios. Su misión fue mostrarnos en cada instante que Dios no condenaba, no atacaba, no tenía otra Voluntad que la de dar AMOR y producir la UNIÓN entre todos los seres.

El vínculo de UNIÓN está representado en la Última Cena en la que compartió el pan y el vino. El pan representaba su cuerpo que iba a ser “entregado“, y su sangre, representada por el vino, iba a ser  “derramada“. Si unimos los dos términos: entregado y derramada, nos daremos cuenta que la existencia nos es “entregada” por Dios, y Su Gracia nos es “derramada” en forma de Bendiciones, Milagros y Dones, a través de la acción del Espíritu Santo.

La Vida de Jesús es Eterna porque Su AMOR trasciende toda la VIDA conocida y el haber muerto sólo fue un paso previo a Su Resurrección, para demostrarnos que Su Esencia no era Su Cuerpo y Su Verdad no era Su Mente. El Jesús de la Cruz es el que muestra que el cuerpo alberga la Esencia pero no la domina. Es Su cuerpo el que recibe Vida y al recibirla , luego de la muerte en la Cruz, vuelve a entrar en Vida, lo que demuestra que la vida puede estar dentro y y fuera del cuerpo.

Si el ser se compone de cuerpo y mente. ¿Cómo podremos establecer que hay vida sin cuerpo, y memoria sin mente? ¿Entonces será que el cuerpo es un ropaje para ocultar la Verdad de tu existencia y la mente es un vehículo en el que tus pensamientos, memorias, experiencias; se desplazan sin llegar a establecerse en ella?

Tú eres el elegido de este Dialogo Santo y tu existencia es el vitral donde la Luz del Creador se transforma en una experiencia multicolor de AMOR, Belleza, UNIÓN y Paz.

Te Amo

canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: