Saltar al contenido

Día: 13 de abril de 2011

Leo, 13 de abril

        Comunicación es la sustancia entre tu ser y Dios. Gota a gota, como una fuente de murmullos, se hace en tu vida el espacio  en  donde la voz de Dios ilumina tu devenir en el tiempo, desde allí comienzas a divisar el terreno del sentir.

         Nunca estás equivocado cuando comienzas a percibir desde tu fe el espacio de encuentro con el Amor, pues todos somos uno en Su Voluntad que nos hermana gota a gota. Ahora escucha y retorna a la fuente. No tengas miedo de mirar su faz que es todo Amor.

         Desde la fuente del sentir tu vida integra memoria y pensamiento para dar vuelta atrás al  libro de las ilusiones. Mi vida celebra tu presencia  Señor, fuente de toda bondad, de toda Luz, de todo Amor. Bienvenido a  mi ser.

           Aquí estoy yo,  María Madre de Dios y de los hombres, mira sólo a través de los ojos de lo justo; no de tu conveniencia. Divina entre las mujeres, el Señor me escogió para ser la fuente de tu paz. Sólo puedes ser paz si ofreces un generoso corazón sin miedo. Tu ser se nutre con la llegada del Espíritu de Paz

Recibe mi paz en este día, tienes mi bendición

Mensaje 13 de abril de 2011

La vital escogencia de tu SER en tu vida representa la más elevada elección que un ser pueda establecer en este plano. Lo que eres es el elevado ser que actúa en comunicación con su esencia divina que representa tu Verdad en El Creador Dios. La más grande enseñanza que tenemos que asumir es que la totalidad de tu ser es la correspondencia entre tu ser – cuerpo y tu SER – espíritu. Tu integración es La Verdad que está en tu elección del sentir en la enarbolación de tu vida y en la vivencia del AMOR.

Lo que resulta de esta maravillosa compenetración es La Voluntad del Creador Dios hecha ser como ocurrió en el contexto de la vida de Jesús. La enorme cantidad de estados y entregas milagrosas que Jesús realizó en Su Vida en este plano fueron consecuencia de su decisión irrevocable de ser, estar en la localización del Creador Dios y hacer única y exclusivamente Su Santa Voluntad.

La estancia que Jesús nos ha prometido en Su casa:

«En casa de Mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros»

Juan 14, 2

es la ratificación de la visión que una vez corregida y sanada con la asistencia del Espíritu Santo, nos entregará la localización en el sentir que representa, en este plano, el lugar prometido por Jesús.

El vínculo de tu ser con la esencia divina o SER también fue prometido por Jesús al declarar:

«Pero, el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en Mi nombre, Él os lo enseñara todo y os recordará todo lo que Yo os he dicho»
Juan 14, 26

también es el mismo Jesús que nos garantiza la estancia en el sentir y la presencia del Espíritu Santo en este sagrado dominio de nuestra existencia corporal

Bendiciones

Osen

canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: