Saltar al contenido

Día: 4 diciembre, 2011

El presente

La liberación de tu vida es el encuentro de tu ser con la energía que representa el estado de tu ser en el contexto de tu vivencia en el ahora.

El tiempo presente es en el universo la esencia real de la energía UNO y establece el iluminado segmento de tu vivencia en el que la continuidad en el tiempo y el espacio se detiene para dar paso a la iluminación del estado de total presencia en el eterno presente.

Las energías que están en el estado de vinculación con tu vivencia en el presente continuo incluyen el atento espacio del anterior y posterior en tu existencia.
¡Es así!
URIEL
 
canalizado por Víctor

El castigo de Dios

La elección de las elaboradas y astutas teorías surgidas de tu queridísima mente,  junto a los ilimitados intentos del ego, establecen en tu vida la disminución de tu legado de Hijo de Dios a una reducida versión de ser humano “pecador”, en el mejor de los casos…..
El empeño de tu querido ego en hacerte creer que eres el centro del universo se invierte cuando él lo desea y pasas a ser el último eslabón del vínculo con la oscuridad. El significado de esta entrega en los opuestos es lo que hace del ego el atractivo espacio que dirige tu vida. Te exalta, te vanagloria, te enaltece para luego humillarte, despreciarte y condenarte; ésta es la secuencia con la que el ego te mantiene bajo su total dominio. Te eleva, te derriba para comenzar a levantarte y elevarte de nuevo; eres la marioneta que cree en todo lo que tu mente te dice ¿quién te dijo que en tu mente está el significado de lo que eres?
La mayor de las mentiras que el ego propugna es la de identificar a tu ser como el espectro que representa el establecimiento en tu cuerpo, y más allá de esta aseveración se atreve a concluir que tú no eres el Hijo de Dios debido a que fuiste desheredado del cielo por tus errores, faltas y pecados.
El ego te convence de no tratar de buscar más a Dios ya que no hay salvación posible y te dice que lo mejor es actuar como si ese dios no existiese, olvidarlo por completo es su consigna y no establecer ninguna comunicación con Él, para poder vivir el resto de tu vida “condenada” de la manera más aceptable posible….
Si Dios no te está castigando ¿por qué crees que alguien en su lugar podría hablar en Su Nombre?
¿Qué significa el castigo de Dios en boca de alguien que no es Dios?
¿Si el castigo fuese cierto por qué Dios no castigó a los que le dieron muerte a Su Hijo?
¿Quién es el que está emitiendo sentencias de muerte en este mundo?
¿Qué significa  el estado de culpa que el ego impone en tu vida?
¿Para qué eres el que observa el estado de ser y que eres entonces?
La mayor de las incógnitas es: ¿el gran elaborado ego es quien conoce tu identidad? ¿Y por qué nunca te la ha dicho?
¡Es así!
URIEL
 
canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: