Saltar al contenido

Día: 21 enero, 2012

Tu capacidad intelectual

Porque en la mucha sabiduría hay mucha molestia; y quien añade ciencia, añade dolor.
Esclesiastés 1,18

El llamado a lograr el elegido vínculo con El Creador Dios es a través del sentir en el corazón; lo que antes había sido tan valorado por tu ser como era tu capacidad intelectual  es ahora desplazado por el encuentro que tu nueva vivencia en el sentir. El esclarecimiento de tu vida en el contexto de tu elección del Creador Dios es el soporte en el encuentro con tu Verdad en este plano

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

El lacónico vínculo con el ego

El lacónico vínculo con el ego en este mundo es el llamado a establecer el vehículo o cuerpo como el intelectual llamado a vivir el intento de inculcar el anormal deseo de llenar tu vida de objetos materiales, inútiles y sin sentido para intentar llenar el vacío de tu existencia corporal.

El ego te invita una y otra vez a gestionar el llamado a la esclavitud de tu experiencia de todo lo que significa el obsesivo, elaborado y atento intento de establecer el astuto deseo de necesidad y carencia de AMOR, sin que jamás te oriente a UNIR tu vida a los que te rodean. Por el contrario el ego te empuja a elegir la mayor estancia en el independiente objeto de vivir tu vida escapando de tus hermanos y entendiendo la separación como el camino y la meta de esa tu vida en el significativo espacio de tu acción corporal.

El llamado al AMOR es el vínculo que tu SER te ilumina para mostrarte La Verdad de tu esencia.

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

El encuentro

Lograr el encuentro de las personas que luchan por establecer un camino en la elección del Creador Dios como el ejemplo de vida y el aspecto más representativo de la existencia es el resultado de tu búsqueda de iluminación en este mundo.

La estrecha vinculación que te acerca a la estancia en el contexto de tu disposición a entender el mundo como una elaborada bondad en tu relación con el entorno es la laboriosa tarea de tu experiencia corporal. Tu ser se eleva por encima de todas las limitaciones y obstáculos que pretenden separarte del mundo y te otorga el significado de una vida para entender que lo único que existe es El Creador Dios y es con Él que tu realización está asegurada en este plano.

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

Los dos aspectos de tu ser

El llamado de tu vida es para que eleves tu existencia desde la localización en tu mente hasta el dominio de tu sentir. Estos dos aspectos de tu ser son tan opuestos que representan el vínculo con el ego y con Dios. La diferencia fundamental radica en que:

El  pensar te separa
El sentir te integra

El pensar te limita
El sentir te libera

El pensar te evalúa
El sentir te invita a conectar con tu esencia.

El pensar te localiza en el tiempo y el espacio
El sentir te invita a vivir el AMOR.

El pensar te identifica
El sentir te acerca a tu Verdad

El pensar te define
El sentir te acerca a tu hermano
El pensar te incita a medir tus posibilidades
El sentir te abre tu ser al infinito

El pensar te bloquea
El sentir te ilumina

El pensar te obliga
El sentir te abre a lo que provenga de Dios

El pensar te coloca en el contexto de lo conocido
El sentir te conecta con lo desconocido y elevado

El pensar te encierra en tu mente
El sentir te abre al universo

El pensar te interpela
El sentir te PERDONA

El pensar te obliga a ganar
El sentir te invita a AMAR

El pensar te utiliza para encontrar el conflicto
El sentir te orienta hacia el camino de la PAZ

El pensar te obliga a discernir
El sentir te invita a consentir

El pensar te incita a cuestionar
El sentir te invita a PERDONAR

El pensar te obliga a esconder
El sentir te ilumina el espacio oscuro de tu existencia

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

El camino de la iluminación

 


Lo que has conocido no es el verdadero vínculo con tu SER, lo que antes representaba tu existencia  era la relación tormentosa que tu ser establecía con tu mente y desde allí pretendías librar una batalla interna entre lo que eras y lo que tu mente te decía que debías ser. El resultado: juicio, condenación, crítica, cuestionamiento, evaluación, castigo, culpa; en fin, todo un inmenso repertorio que tenía como finalidad orientar tu vida y crear en ti la continua sensación de fracaso y frustración en tu existencia.

Ahora el nuevo esquema que Yo te  planteo es el camino de la iluminación a través del sentir y es a partir de esta experiencia que tu vida cobra un sentido y una nueva realidad en la que  te conviertes en el ser que ofrece su dualidad y su conflicto a Dios y pide una respuesta a la llamada existencia corporal que no es otra cosa que la localización de tu SER en un bajo encuentro con la densa entidad corporal que te cubre en este mundo. Este pesado ropaje es el intento de tu ego en querer atraparte y convertirte en un verdadero esclavo de todo aquello que te circunscriba a un cuerpo y trata, por todos los medios, de hacerte olvidar tu verdadera naturaleza.

Tu llama divina, que continua encendida en tu SER y que representa el dominio de tu liberación del dolor y el sufrimiento, el SER o esencia divina es la lección de vida del ser corporal y lo que proviene de tu esencia es tu única y real iluminada localización de tu “yo”.

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: