Saltar al contenido

Día: 25 enero, 2012

El esperado cambio de tu vida

El lamento de los seres de este mundo no es debido a la difícil existencia que llevan a cabo;  la peor de las desgracias del ser humano en este mundo es tener que vivir en este plano el encuentro de una existencia que está en contradicción con lo que  consideras que debería ser tu vida y el mundo en el que habitas.

El encuentro de factores que hacen que tu vida no siga el curso que  deseas  para ella hace de tu experiencia una estancia en la insatisfacción, la inadaptación, la desesperanza; el no poder hacer posible tus ansiadas metas te frustra, te desilusiona, te entristece y te deprime.

¿Qué hacer?

El esperado cambio de tu vida no es ni será jamás el cambio del escenario exterior de tu experiencia. El encuentro con tus esperadas metas no tranquilizará jamás tu ser ya que el problema no es ni será lo que ocurre fuera de ti. El cambio tiene que gestarse a tu interior ya que es allí donde todo está ocurriendo y lo que estás viviendo es la consecuencia directa de lo que estás percibiendo. El estado de tu mente es lo que sí es importante porque es allí donde está La Verdad de tu ser.

Si todo lo que vivimos es producto de nuestra interpretación del mundo y de los personajes en él presentes, ¿por qué  habría que cambiar lo que observamos y no lo que interpretamos? El ser que está en estado de Luz es aquel que no interpreta, no juzga, no condena, no rechaza, no interfiere porque es ya consciente de su total ignorancia de todo y pide al Creador Dios la respuesta a lo que él ve, ¿entiendes?

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

La interpretación

La elección de tu existencia presente es el fruto de tu vinculación con el Creador Dios y lo que ambos convinieron estuvo centrado en lo que hoy es tu vida. El vehículo o cuerpo es el mejor exponente del acuerdo entre tú y Dios pero también los personajes de tu entorno son los elegidos para mostrarte todo lo que  eres y has venido a trabajar.

El cambio en tu experiencia es por lo tanto el cambio de tu visión de todo lo que pasa por tu vida ya que lo que ves es lo que los personajes de tu vida te muestran. Esas personas son sólo las pantallas que reflejan la información captada por la cámara: tus ojos.

A medida que descubres que todo lo que ves es siempre a ti mismo, entonces te haces consciente del llamado a ser el extraño ejemplo de ilusión que no entiende que su vida es el aspecto de su localizada mente y es precisamente allí donde todo concepto, creencia, pensamiento, opinión, duda, cuestionamiento, deseo, rechazo, condena, insatisfacción, temor, ira, carencia, en fin, este proceso mental representa el vínculo con nuestra interpretación de todo aquello que percibimos. Es en esa interpretación que todo cobra  sentido, una forma, un significado, un valor, una prioridad, una ubicación y es precisamente aquí que comienza la ilusión de tu existencia.

El cambio debe operar a nivel de esa interpretación ya que nada implica nada a menos que surja una traducción a nivel mental del hecho, y nada podrá ser interpretado sino a partir del dominio de lo conocido. Lo conocido es el ejemplo más concreto y real de aquello en lo que creo, y lo que creo es lo único que me permito ver, ¿entiendes ahora?

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

El reto de tu vida

El selectivo espacio que está frente a tus ojos es el que te está escribiendo el inalterable aspecto de tu disposición a elegir el AMOR como Verdad en tu vida. El contexto en el que mueves es el vínculo que tu ser ha establecido para tu desarrollo y los personajes que te acompañan te demuestran que tu existencia está en el anhelado, inagotable y significativo don de Dios o, por el contrario, en el vínculo con tu mente.

Los mayores retos de tu vida corporal no son el éxito, la fortuna, el reconocimiento. El estado de tu existencia te demuestra que tu verdadero reto es empezar a mirar que tu ser es el que atentamente selecciona el dominio de tu voluntad y lo que sucede en tu vida es la directa consecuencia de este aspecto de tu autoría.

¡Es así!

URIEL
canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: