Saltar al contenido

Día: 15 de marzo de 2012

El especial encuentro con tu sentir

Localizar el especial encuentro con tu sentir significa que tu estado en el contexto de tu elección del AMOR es ahora la estadía que tu ser está escogiendo para recibir el escenificado aspecto de tu localización en el presente.

Los estados que te recuerdan tu especial vínculo con el sentir son los que te proporcionan el entretenido estado de SER que tu vida espera concretar en el espacio de la elección del sentir. El camino no es ni ha sido en vano ya que tu experiencia te ha traído hasta el deseo de ser y lo que estás tratando de entender es precisamente que tu vida es y será el especial encuentro de tu ser con la estratégica entrega del estado de elección de la vivencia del aspecto que representa el camino a la estadía en el ámbito del Creador Dios.

¡Es así!

URIEL

canalizado por Víctor

El Hijo de Dios

Llamar a tu ser el Hijo de Dios no es un elaborado intento de creer que eres especial. Si tú eres Hijo de Dios es porque El Creador es Aquel que fue capaz de establecer un espacio para que Lo Creado tuviese el don de crecer, desarrollarse, evolucionar; y este lugar es el especial estado que elegimos desde el grado de elevación que deseamos establecer en nuestras vidas.

La Creación es, por lo tanto, el fruto del árbol (Creador) y cada fruto a su vez posee una o más semillas portadoras de vida. Si el fruto escoge vivir en el olvido total de su origen y no reconoce de donde proviene; entonces estará sometido a la oscura vivencia del que abandona su tierra y luego comienza a errar por el mundo sin poder entender donde comenzó su veloz necesidad de AMOR, respeto, UNIÓN y Armonía en su existencia.

El desterrado es aquel que no reconoce su legado, su herencia, su poder y su gloria y se declara a si mismo carente de todo, «no posee nada». La virtud de aquel que acepta su rol de Hijo de Dios es que a partir de ese momento su afirmación lo lleva a entender la llamada a establecer en su vida el encuentro con la vivencia de La Verdad y es en ese contexto que la inolvidable presencia de tu divinidad se hace presente para orientar tu existencia en el amplio camino de la elección del Creador Dios como Tu Guía, Maestro, Padre y Verdad en tu vida corporal y espiritual.

¡Es así!

URIEL

canalizado por Víctor

La energía del conflicto

La llamada a establecer en tu vida la vivencia del conflicto es la entrega que representa el más ventajoso recurso con que cuenta el ego para desplegar todo su inmenso potencial de oscuridad en tu vida.

La elección del conflicto se convierte en una necesidad porque el ego te convence que tu integridad, tu seguridad y tu vida en cualquiera de sus aspectos, está amenazada y el conflicto es entonces el único camino posible para corregir tales distorsiones.

El estado de conflictividad que tu ego te proporciona es el causante de todas tus penosas enfermedades y dolencias. Volver a vivir una y otra vez el conflicto significa recrear el escenario de la separación, única elección posible que cercena la posibilidad de elegir el AMOR y el PERDÓN. La llamada al enfrentamiento es la llamada a la lucha, el discernimiento, la oposición. El encuentro de todas estas experiencias te ofrecerá el trofeo que el ego te tiene reservado como uno de sus fieles seguidores: la muerte es su preciado regalo para ti, ¿la deseas?

¡Es así!

URIEL

canalizado por Víctor