Saltar al contenido

Día: 25 julio, 2012

El lamento de los que sufren es el que entrega día a día el necesario verbo de la inexplicable acción del pasado y lo invierte en tu noción de tiempo para hacer que tu vida tenga un concepto de continuidad en la que tu mente almacena datos que esconde de tu creciente evocación y construye la imagen de un falso yo a partir de vivencias, y episodios vividos que son organizados de acuerdo a un increíble don que posees de organizar tu pasado de acuerdo al concepto que le das a tus experiencias, y a partir de ellas tu mente las clasifica y las almacena en un archivo en el que toda vivencia pasada es primero interpretada, juzgada y catalogada para finalmente ser almacenada no como recuerdo puro sino como un evento vinculado a una conceptualización del yo.

Tu ser propone esa construcción de tu identificación a partir de todos los recuerdos, creencias, memorias, experiencias, y tú eres el único que convierte esa identificación en tu única relación posible para definirte a tí mismo.

En el conocimiento esta el significado de tu verdadera identidad y el concepto que has manejado acerca de tí mismo cesa por completo ante la llamada a establecer un nuevo estado de ser que no provenga de tu mente sino de La Verdad que se encuentra más allá de tu increíbles evocaciones mentales y el mismo ser que eras desde el nacimiento hasta el día de hoy convierte su vida en una nueva experiencia, al ser consciente que todo su pasado ya no es, en absoluto, el parámetro de donde saca su identificación y su autodefinición.

Bendiciones

KARDEM

 

canalizado por Víctor

La llamada

El encargo de los elaborados seres que están en tu especial localización en el sentir es ahora el especial llamado que esta importante vivencia te está ofreciendo en el contexto de tu elegida vinculación con El Creador Dios. El enarbolado estado que tu ser encuentra en la especial relación con estos seres, te establece en la llamada a realizar el especial, raro y emblemático inicio de la llamada a la establecida acción del Espíritu Santo en tu vida presente.

Bendiciones

KARDEM

 

canalizado por Víctor

Destino

El especial, elegido y establecido escenario de la estadía en el cuerpo es la que te vincula al dominio del  tiempo, y es en este contexto que tu vida adquiere un significado que te obliga a elegir al tiempo como el patrón que tu ser asocia con lo que establece un punto de partida y uno de llegada.

Tu infancia, tu pubertad, tu período adulto, tu vejez son los indicadores que el tiempo asigna a tu ser corporal y es lo que se denomina: el destino. Tu destino te elige para que juntos puedan establecerte en el escenario de la localización del evocador Plan de Dios.

El querer cambiar esa Voluntad es origen de grandes desdichas ya que lo que está en el increíble, inspirado y ejemplar inesperado e incambiable Plan de Dios no puede ser alterado, borrado o cambiado debido a que tu ser no puede pretender ir en contra de un Plan que por ser de Dios es perfecto, divino e irrevocable.

La estructura que tu vida establece en el especial dominio de tu inspirada estadía en el mundo de las formas es lo que tu obediente conocimiento encontrado en tu SER, describe como el mayor de los sentimientos que obtienes en el contexto de la vida presente. El AMOR es de acuerdo a esta especial ubicación, el objetivo de todo aquel que se intente ubicar en el especial obediente y estructurado estado de SER.

Bendiciones

KARDEM

canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: