Saltar al contenido

Día: 31 julio, 2012

Mis amores

 

 

El querer iniciar relaciones nuevas con la esperanza de encontrar nuevas experiencias de vida es una de las más astutas peripecias del ego. Pretender que una nueva relación nos ofrecerá una especial “aventura” inédita es la más grande falsedad con la que el ego nos embarca, en una experiencia a la que asistimos con nuestras viejas creencias, temores, expectativas, desconfianza, condenas y en general con todo nuestro pasado vertido en esta “nueva relación”.

La ilusión de haber hallado el “gran amor” se desvanece muy pronto al encontrarnos con los mismos problemas que una y otra vez concurren a nuestra vivencia en el mundo de la formas. Lo nuevo no puede ser interpretado con la vieja mentalidad del que está lleno de convicciones, conocimiento, experiencias, memorias, recuerdos, etc.

Lo viejo no deja espacio para lo nuevo y lo que revivimos es muestra propia impotencia en realizar nuestro sueño de amor…..

Es así

URIEL

 

 

Canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: