Saltar al contenido

Día: 15 de octubre de 2012

La liberación

La localización en el sentir en el corazón es el ancestral vínculo que tu SER emprendió hace miles de millones de años con tu elegida representación física. El volver a experimentar el especial llamado a La Verdad que se encuentra en tu SER es la inigualable vivencia que tu ser emprende para que tu especial liberación de lo que representa tu observación del mundo ilusorio pueda iniciar el cambio que tu vida requiere en este plano.

Bendiciones

VÍCTOR

¿Muerte?

El especial y querido, bondadoso y certero vínculo con el vehículo o cuerpo es el que te acerca al necesario encuentro con la llamada a incorporar el único escenario que tu ser no desea aceptar en tu vida en el cuerpo físico.

La muerte es el especial desenlace que los seres humanos no quieren aceptar para sus vidas porque representa el fin de lo conocido. El especial final de nuestra vivencia en el mundo de las formas y la ilusión es un tema que no deseamos abordar ya que nos produce temor y no estamos en capacidad de ver más allá de la muerte.

¿Qué es la muerte? ¿Qué sucede al morir? ¿Qué significa abandonar el cuerpo físico? ¿Qué es el alma? ¿Quién es el que deja el mundo, mi cuerpo o mi alma? ¿Qué es lo que hago al morir? ¿Qué está pasando con mi alma mientras está presente en el cuerpo físico? ¿Existe el cielo y el infierno? ¿Existe Dios? ¿Existe la ilusión después de la muerte? ¿Existe el juicio final? ¿Existe el PERDÓN de los pecados? ¿Existe el inicio de la próxima venida al mundo físico? ¿Qué pasa al abandonar mi cuerpo físico? ¿Quién soy al abandonar mi cuerpo físico?

Lo que ves son algunas de las preguntas que todo ser humano se plantea cada vez que siente que necesita esclarecer que pasará cuando ya no siga en este mundo. El que no se sienta atraido a conocer alguna de estas respuestas es el señor o señora (señorita) que no logra entender lo que puede suceder después del desenlace que denominamos «muerte».

El llamar a este especial cambio de nuestra establecida actividad corporal «muerte» es el nombre más alejado de la realidad que experimentamos al separarnos de nuestra entidad física. El encuentro con los seres que nos esperan en el plano no físico nos dice que estamos en un lugar que nos es también conocido, ya que esos seres nos recuerdan que también pertenecemos a ese especial ámbito y por esa razón es que lo que empezamos a experimentar al salir de este plano es necesariamente el reencuentro con lo que conocimos antes de nacer.

El viaje de regreso a nuestra verdadera identidad es, por lo tanto, el encuentro más significativo que tu SER realiza en el contexto de tu especial vínculo con la ascensión de tu cuerpo no físico en el enarbolado, liberador y luminoso espacio de la UNIÓN en El Creador Dios.

¡Es así!

Víctor

 

A %d blogueros les gusta esto: