Saltar al contenido

Mes: abril 2013

Tu única elección

Escogencia
El claro escenario que está presente en tu vida es el que te muestra dos caminos, uno que se muestra ante tus ojos como el camino del AMOR, y el otro que te muestra todo lo que esconde la justificada vida en el conflicto, la separación, el enfrentamiento, la disputa, la guerra, el odio, la venganza, la condena, el desprecio, el resentimiento.

El único escenario posible para el que no desea entender que el encuentro con la oscuridad es lo que te ubica en este contexto, es lo que te gobierna y te establece de manera perenne en el ámbito de la infelicidad, el sufrimiento, la enfermedad y la muerte. Este camino ya lo has transitado muchas veces sin consegir salir de la entretejida, elaborada e inteligente iniciativa de la oscuridad.

Es ahora el momento de comenzar a inscribirte en el primer intento de cambiar tu camino de dolor y sufrimiento por el de AMOR y PERDÓN, me sigues ???

¡Es así!

Víctor

La integración del ser con el SER

cropped-espiritu-00021.jpg

El primer estado que puede poner en práctica el especial ser que desea penetrar en el especial aspecto de la persuasiva incitación a la pertinente acción de la posición de la incorporada integración con el SER es, por supuesto, el abandono de todo lo que antes significó el pensamiento que te unía a una creencia en un yo-ego.

El yo-ego está expresado por lo que imaginas ser y está asociado a tus gustos, tus creencias, tus anhelos, tus necesidades, tus correspondientes placeres, especiales sueños y hasta tus diversiones y aspiraciones. La renuncia al yo-ego es el primer paso para el logro de todo lo que significa el querer hacer La Voluntad de Dios y colocarla por encima de tu propia voluntad.

El segundo paso es dejar que tu vida deje de organizarse en base a tus prioridades y sea esa especial acción el punto de partida para que tu nueva existencia se establezca en un nuevo escenario en el que no tengas la elección de lo que tú mismo consideras debe ser tu accionar en el mundo.

El tercer y último paso es el no querer un resultado específico de tu acción en este nuevo ámbito de vida, y es precisamente tu entrega lo que ya te convierte en un ser que no tiene una expectativa ni un objetivo concreto de lo que significa tu vivencia en el lugar de la universal lección de liberación que establece que lo que ofreces al Creador Dios regresa a ti multiplicado en bendiciones.

¡Es así!

Víctor

 

El atisbo de Luz

Bandera-de-Venezuela

¡El que pudo ser no es y el que es lo es porque es!

¿Qué significa lo que se encuentra delante de mis ojos?

Lo que pienso que podría ser la solución es en realidad el problema, pero creo que lo que pasa es que no es justo que suceda lo que no debería suceder. ¿Quién dijo que esto es lo que nos merecemos? ¿Quién dijo que esto es lo que yo quería? ¿Qué pasa entonces que “no me encuentro” en esta realidad que no comparto, no aprecio, no valoro, no puedo aceptarla…….!!!

¿Te das cuenta que todo este discurso gira alrededor de tu vida en conflicto, en desorden, en oposición, en lucha, en pugna y en total enfrentamiento con lo que te muestra el entorno? Injusticia, mentira, enemistad, confrontación, y en el peor de los escenarios: violencia, muerte y desolación. ¿Es esto lo que nos proponemos consolidar para llevar nuestra existencia por el camino de PAZ, UNIÓN, bondad, AMOR, Servicio, tolerancia, aceptación, Luz, alegría y compasión?

¿Es esto lo que nos proponemos alcanzar a través del empinado camino de la separación, odio, disputa, exclusión, condena, juicio y negación que estamos asumiendo? ¿Qué es lo que nos proponemos? ¿El triunfo sobre los adversarios o la UNIÓN de nuestros hermanos? ¿Qué somos y qué hacemos en esta tierra? ¿Qué pretendemos y qué aspiramos de todo esto? ¿A dónde nos dirigimos entonces?

El sueño de la localización en la mente nos llama a la postura radical, sin concesiones. ¿Para qué?

¿Te puedes establecer en el ámbito del sentir en el corazón y desde allí pedirle al Creador Dios que te diga cuál es tu rol en esta coyuntura? El arcángel URIEL te dice que sin PAZ no hay orden y sin AMOR no hay buenas intenciones.

¡Es así!

VÍCTOR

El opositor y el Ángel que despertó

ARCANGELURIELEl opositor es aquel que no está de acuerdo con el estado actual de su vida, no piensa que deba vivir lo que vive, no se siente bien con el contexto en el que se desarrolla su existencia. Vocifera en contra de sus gobernantes y de sus padres. En conflicto con los que le rodean, en disputa con lo que se encuentra en su día a día.

El opositor no puede aceptar ser lo que es, no puede entender que vino a hacer a este mundo, pero no quiere nunca hacer lo que «tiene» que hacer. Es rebelde por naturaleza, es el que no puede elegir la aceptación y no opina a favor de nada que exista en su vida y en su entorno. El cuadro que el opositor ha querido dibujar es el que establece que todo debería ser diferente de como es, para que pueda ser aceptado, apreciado y valorado. Propone el cambio y en su inteligente accionar cree que es el único que conoce lo que debería integrarse al mundo conocido. No quiere aceptar la autoridad, la cuestiona y la rechaza, la niega y la objeta de manera firme y decidida.

El opositor es en el mundo el que no está de acuerdo, el que se aísla, el que se encuentra con el bullicio de una vida insensata, triste, dolorosa y sufriente. Es la víctima de lo que existe en su mundo y no desea que esta situación cambie en su peregrinar por estos Universos del gobierno de la vinculación con la escasez y la dificultad. El estrecho, languido y putrefacto camino que lo ha conducido a través de la infelicidad es el que le dice que este mundo no vale la pena……

El Ángel que despertó es aquel que acepta su vida, su destino y su actual existencia sin querer presionar ni provocar cambios en su entorno. Ni siquiera aspira a modificar la posición de su existencia ni la objetiva vocación que posee en este plano. El Ángel que despertó no desea algo para sí mismo, es el ser que está en sintonía con su misión de vida; con las personas que están presentes en su camino; es el único que puede entender que no tiene absolutamente que cambiar nada, porque nada, incluido él mismo, es el principio ni el fin de lo que existe ni existió.

El Ángel que despertó se está condicionando total y absolutamente a La Voluntad del Creador Dios y es el que se contenta con entender que este mundo es el encuentro de lo que su ser necesita para continuar su recorrido en el objetivo de la Luz y el AMOR que se encuentran en su SER y en el SER de todos y cada uno de los que están presentes en la elegida estancia de la incorporación a las formas y las llamadas en el necesario vínculo con la densa capa que rodea a este plano.

¡Es así!

Víctor

A %d blogueros les gusta esto: