Saltar al contenido

Mes: octubre 2013

El SER más allá de la creencia

ser de luzEl localizado ego te enseña que no eres el que puede participar en el iluminado espacio que existe de aquí a la presencia del Creador Dios. Se esfuerza en demostrarte que tus faltas han sido de tal gravedad que el cielo no será tu morada después de esta vida. Si esto fuese cierto, ¿qué sentido tendría que te lo recordaran si es tu camino y tú no necesitas que te recuerden que vas donde tú elegiste ir?

El ego desea que sufras por lo que hiciste y te lo recuerda constantemente, si tú fueses pecador y no tuvieses remedio ¿qué sentido tendría que tu mente te lo repitiese incesantemente? ¿Qué pasaría si tu mente no te recordara estos hechos? ¿Qué sucedería si tú olvidaras tus faltas? ¿Qué significaría que tú no recordaras reiteradamente que eres indigno, malo, pecador, y otras «cualidades» como mentiroso, infiel, hipócrita, etc., etc., etc. ¿Será que al no recordar el juicio de mi mente dejaría de actuar de acuerdo al veredicto o etiqueta que ella impuso a mi existencia?

El ser que cree estar condenado actuará de acuerdo a lo que decidió creer, ¿es esto algo lógico? ¿Si creo que soy un ave puedo volar con mis brazos? ¿Si creo que soy un ángel puedo aparecer y desaparecer de la vista de todos? Si creo que soy un culto y refinado ser comienzo a comportarme como tal y agrego a mi accionar todo lo que me permita mostrarme al mundo como eso que estoy convencido que soy. Si soy un inútil y un necio porque creo que eso es lo que soy, actuaré y reforzaré mi creencia día a día y cada vez más me convenceré a mi mismo de lo que creo ser.

El creer es, por lo tanto, el origen y no la consecuencia de nuestra experiencia. Lo que creo ser lo transmito, lo comparto, lo demuestro y lo refuerzo cada día de mi vida. Eres lo que crees es entonces la conclusión y Mi Pregunta es la siguiente:

Si no creyeras en que eres bueno o malo, santo o demonio, salvo o perdido, culpable o inocente, pecador o iluminado, ¿qué pasaría con tu vida? ¿Sería posible pasar a través de toda creencia y llegar al espacio del SER sin etiquetas, juicios, opiniones, críticas, cuestionamientos, interpretaciones, conceptos, ideologías, filosofías, y en general cualquier idea o pensamiento acerca de ti?

¿Te imaginas un SER que no está catalogado, calificado, clasificado, o eres lo que tu mente dice de ti y por creerlo actúas en consecuencia?

¡Es así!

URIEL

La poderosa acción del AMOR

 

El legado de tu mente

JesusdeNazarethEl organizado espacio que se presenta al emprender el camino de tu establecimiento en el sentir en el corazón es lo que te incluye en el contexto de la localización en el encuentro de lo que significa buscar la realización personal en tu vida en el recinto de la Verdad que representa tu esencia y tu esclarecida conexión con el SER.

El cuidado que debes tener al encontrar este nuevo principio es debido a que no eres ya el esclavo del ego y por esta razón tu mente tratará una y mil veces de sabotear tu vida en el sentir. Lo que antes no pudiste conocer en tu desordenada existencia, en y desde tu mente, ahora es un contexto en el que, por primera vez, tu mente se une en una sola idea, un sólo pensamiento. Este es querer emprender algo diferente de lo que somos.

¿Quién deseas ser? Decides ser algo diferente de lo que en realidad eres y, por esta razón, decides quién eres, qué debes hacer, cómo y dónde. Y luego tu mente cuestiona todas tus decisiones, todas tus acciones, todos los errores que cometes al establecer tu ejemplar identidad que proviene de tu mente. Si haces siempre lo que tu mente te ordena. ¿Por qué esta misma mente te condena, te critica, te cuestiona, y además, te encamina cada día a negar tu esencia, tu conocimiento y tu integridad.

¿Será que lo que tú realmente eres es algo tan poderoso que no estás en capacidad de poder entenderlo?

¡Es así!

URIEL

La poderosa acción del AMOR

El posicionamiento de la oscuridad

vidaEl concepto de búsqueda de la Luz es algo que no puede ser entendido por nadie ya que la Luz no se puede buscar, ella se encuentra en cada uno de nosotros y es por ello que sólo debemos conectar con ella, encontrarla no sería tampoco el término apropiado porque el lugar donde está es el que conocemos perfectamente.

La Luz es lo que queda al llevar el conocimiento que proviene del sentir en el corazón a tu nivel consciente. El hecho de conducir este conocimiento sin tratar de transformarlo o modificarlo es lo que ocasiona que pueda ser recibido por nuestro ser como algo que no es ni del conocimiento previo, ni del dominio de nuestra persona.

La Luz simboliza lo contrario a la oscuridad y por ello todo lo que está asociado al conocimiento es Luz para nuestra vida. El llamado a emprender un camino diferente de este te puede llevar a un espacio opuesto a la Luz. ¿Qué podría significar esto? El querer conectar con la oscuridad significa el negar tu posibilidad de estar en la Luz. Si te niegas es porque te crees capaz de generar tu propia Luz (conocimiento) necesario para tu vida en este plano.

Si eres capaz de creer que eres autosuficiente y que no requieres de otra cosa que de tus propias herramientas adquiridas a través de tu travesía en este mundo, entonces tendrás que continuar tu camino en la oscuridad que representa la negación de la Luz. ¿Qué puede hacer el ser que no está en su realidad y prefiere seguir el camino de manera tal que lleve consigo el precario establecimiento que lo conecte con el rápido y averiguado encuentro con lo que no puede ser verdadero porque el recinto que puedes intentar procesar es el que corresponde a tu vinculación con tu oscuridad en el espacio de tu mente?

¡Es así!

URIEL

La poderosa acción del AMOR.

 

 

El trigo y la cizaña

JesusdeNazareth

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero».
Mateo 13, 24-30

La persona que sembró el trigo simboliza a los que están sembrando el Mensaje de Dios entre los hombres, a los que con su ejemplo y su enseñanza se convierten en localizados y especiales posibilitadores de un mundo de PAZ, AMOR, UNIÓN,  bondad, Servicio, Armonía, integración y obediencia. En el espacio del que siembra la cizaña están los seres que quieren imponer la especial agenda de separación, conflicto, enfrentamiento, discordia, descontento, oposición, inconformidad, guerra, intolerancia, duda, odio, resentimiento, miedo, rebeldía, resistencia, y en general toda actividad ideológica o posición que sea contraria al AMOR. El objetivo de la cizaña es la muerte y la oscuridad, el objetivo del trigo es la vida y la Luz.

Este tiempo es el que no admite un encuentro con las dos posturas, ningún llamado a la enemistad puede ser otra cosa que un llamado a la condena, a la disputa, y a la muerte. La Luz y la oscuridad están presentes en tu ser, es imposible cortar uno de los dos, es imperativo dejar que se manifiesten, que crezcan en ti para poder arrancarlos. En la oscuridad no se admite el PERDÓN, ya que eso representa lo que conllevaría a una iluminación de tu existencia y la oscuridad no desea, por ningún medio, que eso llegue a ocurrir.

En estos mensajes He Querido Alertarlos que en la mente se encuentra el ego (oscuridad), y es por ello que Los He Invitado en muchas ocasiones a buscar refugio en el sentir (Luz), ya que con la oscuridad no es posible razonar y mucho menos discutir. Siendo la oscuridad algo que no es real, ¿qué sentido tendría permanecer allí? ¿Qué motivo nos lleva a querer intentar que eso que no es real, cambie?

La hora de la Luz ha llegado, no es el localizado vínculo con tu mente el que puede conectarte con tu esencia y con tu SER ¿qué podrías desear aparte de esto?

¡Es así!

URIEL

La poderosa acción del AMOR

El final de los tiempos

JesusdeNazarethEl final de los tiempos es lo que significa que el tiempo terminó. Fuimos testigos del final del Calendario Maya y pensamos que era el final del mundo pero nada ocurrió. El final de los tiempos nos indica que ya no es el tiempo lo que domina nuestra vida y nuestra existencia.

El concepto de un tiempo que significa que ayer, hoy y mañana son procesos que están separados y que cada uno representa un ámbito diferente y un espacio en tu existencia están desapareciendo como algo separado y todo converge ahora en un mismo presente, en una misma dimensión y en un mismo vórtice. El ser que se ubica en el tiempo no puede entender como su conexión con el futuro es algo que puede ser tan normal como su conexión con el pasado. Personas que viven su presente como si estuviesen en el pasado y otros que viven el presente como si fuera su futuro.

Gente que no se da cuenta que el tiempo es también el especial y reconocido encuentro con la mente. El pasado y el futuro sólo pueden ser elaborados y re-elaborados por tu mente, ya que si miramos la realidad del ser entonces concluiremos que el presente es el único escenario que escapa de tu mente para ubicarse en tu accionar, tu ejecución, tu experiencia del «aquí y ahora».

El final de los tiempos representa el fin del imperio de la mente sobre el ser humano y el final de todas las estructuras mentales asociadas a la vida en este plano. Estamos viendo como el mundo en el que vivimos está paulatinamente dejando de lado los conceptos y filosofías, los sistemas políticos, económicos y sociales, las creencias, religiones y sectas, que ya no son capaces de propagar la idea de únicas salvadoras del alma y ya han tenido todas que aceptar que no son tan infalibles como pregonaban. El derrumbe de estructuras consideradas como «sagradas» por el ser humano vino a complementar esta llamada a despertar que está recibiendo el ser humano en la actualidad.

Los honorables «ídolos con pie de barro» se han derribado ante nuestros ojos y muchas ideologías consideradas «intocables» han mostrado su rostro más oscuro. La Verdad de nuestra iluminada existencia comienza poco a poco a emerger y algunos anuncian la esmerada, organizada, iluminada y armoniosa llegada de una nueva etapa para la humanidad. Si la mente no es la protagonista de esta «nueva era» entonces debemos afirmar que esa mente no puede seguir prevaleciendo como la rectora de nuestra vida y todas sus funciones, construcciones, llamados a la especial interacción de tu ser con la lógica, el razonamiento, la asociación de ideas y pensamientos, la crítica, la evaluación, la comparación, la conceptualización, la definición, el análisis, el control, la planificación; así como también los «productos» del pensamiento tales como: la duda, el miedo, el resentimiento, el rencor, la ira, la inconformidad, la rebeldía, la resistencia, la condena, la culpa, la tristeza, el dolor y la falta de decisión. Los procesos conducentes al control y dirección de tu vida por parte de tu mente, se transforman en obsoletos y anticuados argumentos que no poseen ninguna vigencia en los especiales momentos que ahora asumimos.

El final del imperio de la mente abre paso al ingreso de la «era del sentir». Este nuevo estadio en el que tu ser se ubica representa el posicionamiento de la PAZ, la UNIÓN, la Armonía, la bondad y el AMOR es el gran protagonista de este crucial momento que vivimos. El nuevo orden y la nueva organización del ser humano y de su entorno ya no serán el resultado del analítico ámbito de tu mente, hogar del ego. Someter tu existencia y mantener atado el mundo en el que vives al constante enfrentamiento, separación, lucha, conflicto, oposición, indiferencia, ante los graves problemas sociales, humanos, políticos, raciales, económicos y culturales de nuestra querida experiencia humana es algo que ya no puede ser permitido, apoyado y acompañado.

El sentir llega a establecer que el conocimiento necesario para afrontar estos tiempos de cambio debe ser buscado, no en los libros, las universidades o centros del saber y conocimiento. El ser humano se encuentra posibilitado de ir directamente a la fuente del conocimiento y extraer de este espacio todo lo necesario para su elevación e iluminación, que le permitan asumir plenamente su contexto y su presencia en la realidad actual. El ser que convierte su construcción mental en una experiencia con la Verdad de su esencia divina y el regalo de una nueva vida se presenta ante tus ojos de manera franca y abierta.

¡Es así!

URIEL