Saltar al contenido

Mes: noviembre 2013

El que espera, desespera !!!

JesusdeNazareth

Cuanto tiempo ha transcurrido desde que te fijaste una meta para tu vida y ésta ha transcurrido sin que puedas llegar a hacerla realidad para ti ??? ¿Un día? ¿un año? cinco, diez, veinte o cuarenta años? Esa meta que te has planteado o esas metas no alcanzadas han condicionado tu vida, al punto de convertirse en la prioridad de tu experiencia y en el norte a seguir.

En el transcurrir de tu experiencia muchas metas se van cumpliendo, pasas de la niñez a la adolescencia, de allí a la juventud, culminas tus estudios, consigues trabajo, te casas, tienes hijos, envejeces, etc., etc. Algunas de estas metas se cumplen y otras no. Si las cumplimos y materializamos todas ellas, entonces nos plantearemos nuevos objetivos, nuevos retos y desafíos para seguir incorporados a la INTENCIÓN DE UTILIZAR LA VIDA, EN FUNCIÓN DE NUESTROS PROPÓSITOS.

¿Qué sucede cuando la vida no nos otorga aquello que anhelamos? ¿Qué sucede al plantearnos una meta de manera firme y decidida y esta no se cristaliza ni se materializa? ¿Seguimos adelante o nos quedamos parados observando como transcurre el fluir de la vida sin nosotros mismos?

Nos mantenemos atascados en nuestra RABIA, nuestra DECEPCIÓN, nuestro DOLOR, nuestro RESENTIMIENTO, nuestra DUDA y nuestro PESAR o seguimos adelante ??? ¿QUÉ SIGNIFICA PEDIR A DIOS QUE HAGA REALIDAD NUESTROS SUEÑOS, DESEOS Y/O ANHELOS? ¿Quién sabe lo que tu vida necesita, DIOS o tú? ¿Quién conoce tu misión y tu razón de existir, DIOS o tú? ¿Quién es el autor de tu vida, DIOS o tú?

Realizar lo que consideras tu proyecto, tus prioridades, tus sueños, tus anhelos, tu agenda de actividades y tus relaciones, es declarar a Dios, al mundo y a los que te rodean, que tú SI SABES QUIÉN ERES, QUÉ ESTÁS HACIENDO EN ESTE MUNDO Y CUÁL ES TU RAZÓN Y TU MISIÓN DE VIDA,  NADIE MEJOR QUE TÚ PARA DECLARARLO Y PARA CORROBORARLO. SI LA VIDA NO TE LO OFRECE, ENTONCES TE DESESPERAS, TE DEPRIMES, TE ENFERMAS Y TE MUERES, PORQUE NO TIENE SENTIDO VIVIR EL PLAN QUE NO SE AJUSTA A TUS INTERESES, ¿entiendes?

¡Es así!

URIEL

 

El encuentro con tu única posición

ser de luz

Escribir es fácil y describir lo que te sucede o lo que tú piensas, crees, esperas y deseas de este mundo es también algo sencillo. Pedirle a Dios que nos ayude a conseguir lo que ansiamos es algo natural en nuestra vida. Encontrar que uno a uno nuestros planes y proyectos se desmoronan frente a la evidente y especial realidad que se encuentra frente a nosotros es algo inobjetable y hasta contundente.

El inicio de la bifurcación en la que mi destino se fue alejando de mi ilusión y mi proyecto de vida, dio como resultado que ahora conozca una vida real y objetiva sin ordenamientos diferentes de lo que ella misma otorga. Por otro lado mis sueños, ilusiones, fantasías, anhelos, esperanzas y expectativas  constituyen lo que “debería” ser mi vida. El conocimiento, producto de lo que he estudiado y aprendido en mi existencia, es algo que también valoro pero no parece servir para resolver lo que la vida me presenta porque, en eso que he estudiado, aprendido, conocido y hasta experimentado, no he podido ubicar como lo viejo puede ofrecerme una vida nueva.

El concepto de felicidad, realización, plenitud, iluminación y hasta UNIÓN con el SER, es algo completamente abstracto para ti y no representa más que conceptos, palabras y experiencias vividas por alguien que no eres tú.

El vínculo que ahora tienes con este Servidor es el que te muestra que otro mundo y otra vida son posibles si logras el especial encuentro con el sentir, pero el camino que Yo te presento es algo tan diferente de tu experiencia en la que tú has creído, obedecido y actuado de acuerdo a los dictámenes de tu mente que el nuevo escenario que Yo te planteo no es precisamente ni lógico, ni racional, ni objetivo, ni producto de tu posición mental, sino ciertamente todo lo contrario.

La nueva visión que plantea el sentir es lo desconocido, lo inimaginable, lo nuevo, lo que te conecta con tu corazón y te invita a vivir, a ponerte en conexión con el AMOR, a encontrar lo que te une a tu entorno, lo que te renueva, lo que te produce un estado de ser que es comparable a la REALIZACIÓN SIN EL REALIZADOR, A LA EXPERIENCIA SIN EL EXPERIMENTADOR, A LA VIVENCIA SIN EL INDIVIDUO.

¿Qué significado tiene todo esto?

El hecho de perder la consciencia de sí mismo durante la acción es lo que nos transporta a un escenario en el que ya no hay separación alguna entre “el observador y lo observado” , «entre el experimentador y la experiencia» y «entre el actor y la acción», y eso es precisamente lo que nos ubica en el ámbito de lo que se denomina el AMOR.

¿Entiendes?

¡Es así!

URIEL

URGENTE

stop

 

Lo que incorpora el “detenerse” a tu vida es la realización de la especial puesta en un único escenario con todo el elegido cargamento de acciones, objetos personales, lugares, encuentros, relaciones y objetivos que conforman tu “yo” y que en realidad son todo aquello que no representa en absoluto tu ser ni tu Verdad.

Todo tu incesante accionar es y ha sido el más grande andamiaje que te ha permitido ocultar tu ser en el recinto que corresponde a tu realidad para, a cambio, mostrar ante el mundo el rostro agónico de un ensamblaje que se denomina “tu vida”.

Todo el conjunto de obligaciones, responsabilidades, acciones, roles, proyectos, sueños, placeres, apegos, pertenencias, ocupaciones, trabajos, estudios, y en general, todo aquello que asocias a tu existencia es, en realidad, la excusa perfecta para mantener tu ser en un constante “hacer” que ahogue cualquier intento de tu “ser” de manifestarse y expresarse.

El hecho de  querer realizar que “no eres lo que haces” y que “lo que haces no es lo que te define” es lo que te plantea la única disyuntiva posible. El hecho de preguntarme ¿quién soy entonces? viene acompañado de la pregunta ¿quién he sido?, y en esta última interrogante tu ser encuentra un pequeño atisbo de Luz que le permite comenzar a entender que lo que siempre ha querido ocultar es el espacio que pertenece al ámbito del sentir, ya que es en el sentimiento y, por supuesto, en las emociones, que nuestro ser es capaz de expresarse de manera natural  y espontánea sin el control y la dirección de nuestra mente.

La postura que hoy asumes al detener tu incontrolable y desquiciado accionar te permite ver que más allá de tu realización se encuentra un ser que necesita ser contactado y valorado por lo que es y por lo que representa, y finalmente debes integrarlo a tu EXPERIENCIA para que puedas encontrar el sentido de tu vida y tu razón de existencia.

¡Es así!

URIEL

La publicación esperada

paloma

Lograr el significado de tu vida no puede ser la razón de tu astuta conexión con tu mente, el que se queda en el estrecho espacio que su limitada percepción le ofrece, no es capaz de entender que el cuerpo no es el origen de tu elegida existencia y tu mente no es el esmerado origen de tu ser.

Puedes dedicar tu vida a cultivar tu cuerpo con comida sana, ejercicios, yoga y llegar a practicar un deporte. Te puedes inspirar y pedirle a un especialista que te coloque implantes, te quite la grasa, te moldee y te transforme en una escultura viviente. También puedes pasar horas y horas esforzándote en mantener tu figura, tu peso, tu cuerpo, tu apariencia y tu imagen….

Si eres, en cambio, el decidido creyente en el poder de tu mente, te estarás incluyendo en el mundo variopinto de los que declaran que somos mente y que tenemos el poder para cambiar nuestras vidas, nuestra situación sentimental, financiera, laboral, existencial, social y hasta cultural. Practicarás técnicas para llegar a conseguir tus objetivos, tus metas, tus sueños y hasta tus fantasías. Llevarás a otros a seguir tu camino y serás guía, maestro y hasta puede que llegues a ser famoso en tu afán de ofrecer a todos lo que te buscan, el secreto de la elección de la mente como la virtud más elevada del ser.

El cuadro que ahora te quiero mostrar es el que representa otra opción, otro camino y otro contexto en el que no eres tú el protagonista, ni el centro, ni mucho menos la historia y tampoco la meta. Si deseas seguir esta senda ya no te podrás DEVOLVER ya que lo primero que dejarás atrás es tu elegida creencia en ti misma, en ti mismo. Tus conceptos, ideas, creencias, apegos, sueños, fantasías, placeres; nada de lo que has pretendido ofrecer desde tu especial perspectiva de quien eres y quien deseas ser tiene cabida en este espacio. Tus anhelos, proyectos personales, proyectos de vida, incluidos tus sueños de grandeza, éxito, riqueza material, poder, gloria, fama, reconocimiento, en fin, todo lo que establece tu personalidad ilusoria de lo que “pretendes ser” es lo que debes estar dispuesto a dejar de lado, a desechar y a olvidar todo lo que representa tu identificación, tu definición de lo que eres, tu personalidad, tu conocimiento adquirido, tu destreza, tu experticia, tu especial técnica que aplicas a lo que consideras tu experiencia.

¿Qué es lo que puede quedar después de soltar todo lo que representa mi idea de lo que creo ser?

Tu verdadero Yo, sin limitación alguna, sin condiciones, sin obstáculos, sin peligros ni amenazas, sin preocupaciones ni angustias, sin roles predeterminados, sin ataduras ni compromisos, sin sacrificios, sin renuncias, sin fracasos, sin dudas, sin temores, sin celos, sin resentimientos, sin rabias y por último sin EXPECTATIVAS.

¿Te podrías imaginar una vida semejante?

El que niega su Verdad eres tú, ¿te das cuenta ahora? ENCUENTRATE A TI MISMA, A TI MISMO, EN ESTE INSTANTE, QUIÉRETE, AMATE POR LO QUE ERES, NO POR LO QUE CREAS SER, POR LO QUE CREAS QUE TIENES O NO TIENES, POR LO QUE SABES O NO SABES, POR LO QUE HACES O NO HACES, POR LO QUE POSEES O NO POSEES. AMATE SIN CONDICIONES Y AMA INCONDICIONALMENTE, SIN ESPERAR NADA A CAMBIO, PORQUE NO ESPERAR ALGO DE TI MISMA, DE TI MISMO, HACE QUE OFREZCAS LO MEJOR DE TI: TU SER, TU AMOR, TU PAZ Y TU BONDAD.

Es el comienzo de tu nueva vida en la que ahora somos UNO y estamos en conexión directa con nuestro origen, con nuestro significado y con nuestra Verdad.

¡Es así!

URIEL

El conocimiento, el conocedor y lo conocido

paloma

El conocimiento, el conocedor y lo conocido son los tres aspectos que nos ubican cada uno en un espacio que establece el camino a seguir para cada experiencia. El conocedor es aquel que busca en su entorno el significado de su existencia, la razón de su ser y el objetivo de su vida. El conocedor trata de encontrar las respuestas que necesita en lo que está al exterior y por esta razón vaga sin rumbo fijo fijo tratando de entender lo que nunca entenderá porque se ubica en el lugar equivocado para llegar a esa meta que se ha trazado. El conocedor vive de ilusiones, esperanzas, pero no puede ver realizado su sueño al preferir la evasión a la comunión, la imaginación a la realización, la separación a la aceptación.

Lo conocido es el patrimonio del conocedor, su riqueza, su estandarte y su organización. El pasado es su presente y su experiencia es su rígida coraza que lo limita y lo obstruye. Lo conocido es el agua envasada, separada del manantial que fluye y renueva su contenido a cada instante. Lo conocido es lo viejo, lo anclado; lo establecido como patrón de conducta, postura ideológica o filosófica. Lo conocido es lo que ya no brilla por estar siempre guardado y resguardado para protegerlo de cualquier intento de alteración, robo o incluso deformación. Lo conocido es lo que tú dices acerca de tí mismo y esa imagen al no renovarse se marchita, se envejece y se descompone. Lo conocido te posiciona en el lugar que te corresponde y no eres capaz de salir de este espacio porque de lo contrario perderías tu identidad, tu imagen y tu personalidad. Lo conocido es lo que al devenir conceptual perdió su frescura, su belleza, su iluminada acción de mostrarte el camino a la realización y a la libertad.

La realidad de tu ser es lo que habita en el espacio donde estás en posesión del tesoro del CONOCIMIENTO, la Luz que proviene de tu conexión con el sentir es lo que te incluye en el elevado ámbito del CONOCIMIENTO que puede transformar tu vida, tu entorno y tu experiencia para que tu ser descubra el maravilloso don de la vida y la gracia de tu especial elección de esta estadía corporal. El CONOCIMIENTO es lo que libera, perdona, construye, integra, une y obedece al Plan Sagrado que dio lugar a tu existencia. Cuerpo de Luz, ¿deseas seguir errando sin orientación o prefieres encontrar tu Luz y dejar que sea ésta tu guía y tu opción para conocer tu Verdad y tu SER?

¡Es así!

URIEL