Saltar al contenido

Día: 27 de diciembre de 2013

La Luz y la oscuridad

JesusdeNazareth

Verdadero no es el opuesto a falso. Lo falso no debería tener opuesto porque lo que no es, nunca será, es decir, la oscuridad nunca se transformará en Luz, ya que es la consecuencia de ésta. La Luz nunca jamás podrá ser transformada en oscuridad porque ella misma es la que, al estar presente, la genera debido a la intensidad de su accionar.

La Luz y la oscuridad son integrantes ambas de tu ser y tú puedes conectar con una y otra en cada momento de tu vida. Por esta razón, la Luz es lo que te conecta con el AMOR, la UNIÓN, la PAZ, la Armonía, la bondad, el PERDÓN. La oscuridad te ofrece la experiencia de la separación, el conflicto, la rabia, el resentimiento, el dolor, la tristeza, el miedo. Romper con la oscuridad es posible si elegimos en conciencia la Luz y no la oscuridad en cada momento de nuestras vidas.

El comienzo de la entrega en Luz es una realización correspondiente al ámbito del sentir y la oscuridad es la que se localiza en tu mente y  comprende cada una de las necesarias premisas que se generan a través de ella. La evaluación, la crítica, el cuestionamiento, la oposición, la comparación, el análisis, la racionalización. El vocero de la mente es el ego y el ego habla en tu nombre y asume tu identidad con lo que transforma tu origen en Luz en una experiencia en oscuridad.

¡Es así!

URIEL