Saltar al contenido

Mes: agosto 2017

DIOS

Dios

Si tú imaginas que creer en Dios te ubica en un espacio de santidad y de religiosidad únicos, quisiera preguntarte, ¿en qué Dios crees? ¿Qué nombre tiene? Si ese Dios está presente en las Escrituras Sagradas y eres un lector ferviente de esos textos que se corresponden con tu religión, te pregunto ahora, ¿Está Dios en esas escrituras para guiarte, enseñarte, prepararte y darte el aprendizaje que requieres acerca de Él?

Si tu conocimiento acerca de ese Dios es algo intelectual, y eres capaz de recitar los libros con exactitud, de memoria, con una gran precisión y maestría, te pregunto, ¿cómo haces para conectar con el Dios verdadero y no con el Dios que se encuentra en tu mente, en tu memoria, en tu conocimiento, en tu recuerdo, en tu pasado?

Siendo Dios el que se ubica más allá de tu mente, lo único que puede tu inteligencia llevar a cabo es la construcción de una imagen de Dios que proviene de la estructuración de lo conocido acerca de Él. ¿Puede Dios ser lo que tú imaginas acerca de Él? ¿Puede tu imagen mental acerca de Dios sustituir la Verdad, la Luz y el AMOR de Dios? ¿Puede tu creencia en lo que te imaginas que es Dios, acercarte o alejarte de Su Presencia? ¿No es Dios lo que trasciende la palabra y la idea, la razón y la imaginación?

¿Cómo puedes acercarte a Dios entonces? ¿Será que lo aprendido, conocido, estudiado y razonado se puede llegar a convertir en un obstáculo para llegar a internalizar Su Energía, Su Presencia y Su Luz? Si fuésemos al encuentro de Dios, ¿tendría algún sentido presentarme ante Él con alguna riqueza, con algún linaje, con algún conocimiento, con alguna destreza, con alguna creencia? ¿Será que eso que presumimos al decir que Dios está en los que pertenecemos a determinado culto, creencia, religión, secta o grupo, y que, por lo tanto, al estar con “nosotros” no se encuentra con “otros” es precisamente el resultado de nuestra mente experta en separar, dividir y fragmentar?

🌹

VIDA

Jesús de la Misericordia

Ni con la retribución de «lo que es» nos sentimos servidos porque elegimos un plan de vida que no está en sintonía con lo que nuestro sentir anhela sino con lo que nuestra mente desea evitar.

Nuestro corazón ama y nuestro sentir desea llegar a alcanzar eso que hemos querido incorporar a nuestra vida. Retener y evitar, dos aspectos que sugieren que haremos lo posible para que eso que hemos alcanzado no nos sea arrebatado o no se pierda por razón de nuestra irresponsabilidad o nuestra negligencia. Lo que se suma, se agrega, se multiplica, se ofrece, se extiende, se incluye. Se establece que si algo puede ser para mi beneficio y mi mejora, lo justo y lo honesto es que otros puedan beneficiarse de eso también.

El que desea retener y evitar perder lo que tiene NO podrá beneficiarse de eso que la vida le ofreció porque su miedo a perderlo hará que actúe en función de mantenerlo y preservarlo. Su mayor reto es quedarse con eso de lo que no podrá adueñarse porque nada es natural ni libre si no dejamos que tenga el derecho de irse así como llegó a nuestra vida.

No es la pérdida algo doloroso porque lo que llega se puede quedar con nosotros pero también puede tomar la decisión seguir su camino sin nosotros también. Evitar perder algo o a alguien es NO disfrutarlo, NO liberarlo, NO dejarlo responder por sí mismo.

Separar es un acto que nace del miedo porque imaginamos que en esa división nos haremos fuertes y tendremos el control sobre lo que queremos mantener como nuestro. Si la relación con el mundo es a partir del temor a perder, la consecuencia será que vamos a retener, acumular, guardar, y ese es el principio de la CORRUPCIÓN, ya que lo que se aparta, se esconde o se deposita, no cumple su función de ser libre y de circular sin limitación alguna.

Fluye lo que la vida nos ofrece, cambia, se transforma. Lo que somos se va haciendo diferente, se va el sol y llega la luna, se va el verano y llega el otoño, se va la lluvia y llega el sol, se va la niñez y llega la juventud, se va el que ya no está entre nosotros…

Vivir para tratar de evitar que algo malo suceda es no vivir. Perder tu vida tratando de renunciar a tu libertad, limitando y condicionando a los seres presentes en tu experiencia es algo inútil, cada uno tendrá la posibilidad de volar y NADIE debe impedírselo. Un día de vida es un regalo para tí, regala tú también tu mejor versión de tí mismo.

🌹

El líder

jefe

Si te dejas conducir por el miedo, tendrás que librar una batalla permanente en contra de lo que consideras que se opone a tus planes. Te esforzarás en buscar aliados y gente que te acompañe en la misión que tú planteas.

Tu visión de un mundo diferente hará que busques organizar a tus seguidores y les ofrezcas la posibilidad de aportar lo que tú consideres necesario para la realización de tu plan. Tú dirás que lo que deseas es el bien común y que representas al colectivo que ha sido despreciado y olvidado por anteriores líderes.

¿Quién te dice que eres mejor que los demás? ¿Quien te asegura que estás mejor preparado que otros para conducir al pueblo hasta lo que tú consideras su bienestar, su seguridad, su tranquilidad?

Los que se apartan de la Verdad son los que buscan crear división, oposición y enfrentamiento entre los que pertenecen a una misma tierra, un mismo espacio, una misma realidad y una misma cultura. Oponer unos a otros es la meta del que desea gobernar y quien sea capaz de sumar más adeptos, a través de la oposición y el conflicto, seguramente llegará a ser elegido como autoridad.

El gobierno nacido desde el espacio de la confrontación, el conflicto y la desobediencia, será también cuestionado, criticado e irrespetado. ¿Por qué? Porque nunca fue capaz de aceptar la autoridad precedente y ahora que le ha tocado asumir el mando, recibirá la misma dosis de oposición que ofreció porque él fue el primero que auspició, patrocinó y estimuló la desobediencia, la protesta y el desconocimiento de la autoridad.

Le toca ahora a ese dirigente vivir el mismo guión que lo llevará a un final que tendrá el mismo desenlace que él mismo asumió en su nacimiento desarrollo como líder. ¿Puede escapar aquel que asume la rebelión como un instrumento de negación de la autoridad?

Difícilmente puede el que surgió de la irrupción en contra del poder establecido, correr una suerte diferente. Peor que eso sería permanecer en el poder para ser protagonista y testigo de la ruina, la miseria y la opresión de su pueblo, dispuesta para que su autoridad perdure en el tiempo.

Víctor

Sentir

Sentir

La única inclusión que te niegas a aceptar es la que te conecta con tu sentir y con tu corazón. Toda tu inmensa capacidad para estar en constante conexión con lo que piensas, hace que lo que sientes permanezca oculto y desconocido para ti.

¿Para qué sentir? ¿Para qué dejar de pensar? Lo que está en ese espacio del NO PENSAMIENTO es algo que te ubica en la experiencia, en lo que sucede, en lo que no es racionalizado porque está siendo vivido.

Con un obvio llamado a encontrar la unión de tu ser y tu sentir se abre la posibilidad de incorporar tu reconocimiento de la asistencia que proviene desde un ámbito que te conecta más allá de tu mente. La posición que utiliza el vínculo con eso que ahora incursionas es lo que construye el llamado a alimentar tu alma con la Luz que el AMOR ofrece.

Para elevar tu incursión a la renuncia de la ilusión que este mundo te otorga, Te Ofrezco esta  integración que te puede colocar en la Verdad de tu vida y la Misión de tu SER.

Jesús

Lo que sientes es lo que NO se comunica a través de palabras. Como sentir no es un pensamiento ni es un acto racional, el proceso de describir lo que sientes te separa de la experiencia para ubicarte en la mente.

🌹cropped-atardecer2.jpg

EVITAR

1.-

Tu realización proviene desde el miedo al querer tratar de EVITAR lo que tu mente considera que es un escenario posible. Actuar para contrarrestar lo que tú mismo consideras hipotéticamente factible es precisamente lo que te ubica de forma automática en ese espacio que deseas desactivar o impedir.

Tu lógica es tan compleja que tu mente actúa en contra de algo que no existe de forma real, pero en tu imaginaria racionalidad se presenta la alarma que anuncia que el peligro está acechando y amerita una respuesta de tu parte. Te Aseguro que tu actuación reforzará la hipótesis que tanto temes y muy pronto comenzarás a experimentar la materialización de eso que anteriormente se encontraba en tus pensamientos.

¡Tenía razón! Seguramente esa será tu declaración y sentirás que tus temores no eran infundados, pero Te Puedo hoy Decir que tu mente es tan poderosa que puede recrear lo que antes no existía y eso lo hace posible al renunciar a la capacidad que tiene el ser humano de actuar desde el AMOR y no desde el miedo.

Si sigues luchando en contra de tus propios fantasmas seguirás haciéndolos reales y tu vida será una batalla interminable en contra de tus propias creaciones. No es esa la misión que Te Pedí que llevaras a cabo.

Jesús

2.-

Si algo nos condiciona es el pensamiento, ya que ese pensamiento genera siempre miedo y ese miedo nos condiciona. El condicionamiento nos limita y nos obliga a actuar gobernados por el temor, es decir, por alguna posibilidad latente que puede hacerse realidad en cualquier momento.

Nunca podremos saber lo que es la libertad mientras el miedo a algo, o a alguien, nos gobierne. Nunca sabremos lo que significa la verdadera libertad porque siempre estaremos ocupados en tratar de hacer lo necesario para EVITAR que algo que tememos, suceda.

No se trata de encontrar seguridad en el control, conseguir tranquilidad por medio de la planificación o sentirse tranquilo a través del sometimiento o la tiranía. La vida no puede ser el escenario que nos pueda EVITAR el mal que nosotros mismos hemos establecido como posible. La vida de aquel que EVITA o trata de impedir algo es una vida de esclavitud, miedo, incertidumbre y duda.

Evitar las enfermedades, evitar la muerte, evitar el dolor, evitar el sufrimiento, evitar la angustia, evitar la rabia, evitar el conflicto, evitar el desorden, evitar el enfrentamiento, evitar la catástrofe, evitar el rencor, evitar el odio, evitar el amor, evitar la inestabilidad, evitar la reacción, etc. Se busca evitar, pero no se trata de evitar sino de ver, de observar lo que sucede al interior y al exterior de nosotros mismos.

La atención es la consecuencia de poder darse cuenta del desorden y la falta de atención de la mente. Si algo puede significar una retribución es que puedas permanecer en esta conexión que te saca de tu mente y te coloca más allá de ella. Si te ubicas en el umbral de lo desconocido, Yo Jesús, vengo a ti y Te Puedo Ofrecer lo que se requiere para que te puedas incluir en Mi Respuesta.

Jesús

el-pensador-auguste-rodin