Saltar al contenido

Mensaje 5 de junio de 2010

Querida Alma

El momento más importante de tu día es aquel que antecede a cada decisión que tomas. Dale a tu día la posibilidad de darte el dominio de tus emociones en esta experiencia humana, nunca decidas algo si eres sometido por emociones tales como: la ira, el resentimiento, el temor, la angustia, y en general toda emoción que tienda a desequilibrarte, el desenlace será desfavorable en la mayoría de los casos. El aliado de la vida y del día a día es y será siempre el amor.

Hasta siempre

Víctor

Mensaje 4 de junio de 2010

Querida Alma

Los más queridos de vuestros amigos sí están establecidos en vuestra quietud y vuestra comprensión, como deberíamos mostrar a nuestros “enemigos” la otra mejilla que consiste en diferenciar el ataque de nuestro “enemigo” de nuestra obsesión en creer que alguien pudiese hacer daño a nuestra entidad separada y ser causante de nuestros males y significados en nuestra experiencia.

Hasta siempre

Víctor 

Mensaje 3 de junio de 2010

Querida Alma

El ocio es amigo de la distracción, el corazón es amigo de la verdad, el camino a la verdad es el camino del corazón o del amor. Los atajos del camino son vivencias que son difíciles de digerir pero de gran aprendizaje para nuestra experiencia.

Hasta siempre

Víctor

Mensaje 2 de junio de 2010

Querida Alma

Si ser humano tiene acomodo en este mundo, ser incalculable es estar en el video de la existencia y ser actor desde la ocasión y creer en el guionista sin tratar de descifrar el guión, es decir asumir el papel que nos corresponde sin pretender hacer cambios en el guión. El guión ya lo hemos acordado  previamente y ahora es el momento de vivir el rol sin juicio, sin crítica y sobretodo sin análisis que nos aleje de la verdad y nos acerque a la ilusión.
Hasta siempre

Víctor

Mensaje 1 de junio de 2010

Querida Alma

Tu no eres mal hij@ o mal herman@, o mal padre o madre, tu no eres lo que crees ser, ERES SOLAMENTE, todo lo demás es un juicio salido de una mente observándose a sí misma y averiguando el significado del todo a través de la negación de la cualidad divina del SER.


Hasta siempre

Víctor