Saltar al contenido

Día: 10 de julio de 2011

Mensaje 10 de julio de 2011

El elaborado encuentro con el cuadro tú, yo, ello es también la ocasión propicia para que entiendas que tu Verdad en este plano no está representada por lo que está a tu alrededor sino por la que está en tu interior. Los hechos, situaciones, personas, lugares, momentos, en fin, todo  aquello que corresponde a tu entorno (ello) es la clave que te recuerda en cada momento de tu vida el lugar donde te encuentras. El concepto que siempre habías manejado era la creencia que tu entorno era el que determinaba la experiencia que debías vivenciar. Es ahora que comienzas a entender que lo que ves a tu alrededor no es más que la representación externa  de tu elaborada intención en el espacio de tu mente.

El cuadro es entonces el testimonio fiel de tu llamada, estudiada e indefensa elección en tu mente, en el encuentro de lo que te está afectando en tu existencia. El entorno es en consecuencia el encargo de tu ser al ofrecerte todo aquello que deseas experimentar en tu vida independientemente de si eso que vivencias es malo o bueno. Es el cuadro el testimonio único e irrevocable de lo que existe en la mente del artista; el entorno el fiel reflejo de aquello que está al interior del observador.

¡Es así!

URIEL

canalizado por Víctor

A %d blogueros les gusta esto: