Saltar al contenido

Mensaje 3 de octubre de 2010

Querida Alma

Ayer, hoy, mañana, las tres caras de un diseño denominado tiempo, el vínculo de la eternidad con este “infinitamente reducido” limitado veredicto de tu existencia, es el resultado de una larga elaboración destinada a tratar de entender la totalidad en el minúsculo espacio de una secuencia que plantea que el esquema tiene obligatoriamente que entenderse desde la elemental disposición que se suceda desde el veloz elemento dispuesto en tu entrega denominado “velocidad de los objetos al desplazarse”.

Del concepto de espacio tiempo al concepto de velocidad está referido a la masa, en eso estamos de acuerdo, la velocidad de la luz, ídem, pero ¿que sucede con la velocidad de los pensamientos? ¿Que podríamos decir?

La mente viaja a través del tiempo y al viajar ya no hay fronteras entre el pasado y el presente. El vidente es capaz de proyectar su mente al futuro y ver el futuro en el presente. Si puedes viajar con tu mente desde el pasado hasta el futuro entonces eres capaz de vivir dos realidades de manera simultánea, la de la mente y la del cuerpo!

El campo energético te elabora una resonancia  en una vibración que podemos denominar frecuencia envolvente, esta frecuencia varía de acuerdo a factores ligados a los vórtices de energía, estados en la atmósfera, delimitación de velocidad en la atmósfera se observa que en el momento en que el sol entra en etapa descendiente hacia el final de la tarde. El campo electromagnético establece el vehículo para el electromagnetismo del cuerpo, alimenta tu cuerpo de energía. Tu campo magnético no pertenece al ámbito del cuerpo pero influye sobre él de manera determinante.

Si existe una vivencia a nivel de tu realidad energética estaríamos hablando de otra vivencia que transcurre al mismo tiempo (paralelamente).

El alma es una parte esencial de tu ser que no está en el marco de tu inestable relación con las personas, cosas, lugares, experiencias, aprendizajes, en fin, el mundo ilusorio en el que te desenvuelves no afecta para nada tu esencia espiritual, y tu vivencia en espíritu representa otra realidad que transcurre simultáneamente en tu entrega sin que tú tengas en cuenta, conozcas o desconozcas esta entrega.

Hasta siempre

Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: