Saltar al contenido

Mensaje 26 de marzo de 2011

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó corriendo un hombre, se arrodilló ante él y le preguntó: Maestro bueno, ¿qué debo hacer para alcanzar la vida eterna? Jesús le contestó: ¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno sino sólo Dios. Ya sabes los andamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, no cometerás fraudes, honrarás a tu padre y a tu madre. Entonces él le contestó: Maestro, todo eso lo he cumplido desde muy joven. Jesús lo miró con amor y le dijo: Sólo una cosa te falta: Ve y vende lo que tienes, da el dinero a los pobres y así tendrás un tesoro en los cielos. Después, ven y sígueme. Pero al oír estas palabras, el hombre se entristeció y se fue apesadumbrado, porque tenía muchos bienes. Jesús, mirando a su alrededor, dijo entonces a sus discípulos: Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el Reino de Dios. Los discípulos quedaron sorprendidos ante estas palabras; pero Jesús insistió: Hijitos, qué difícil es para los que confían en las riquezas, entrar en el Reino de Dios. Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el Reino de Dios. Ellos se asombraron todavía más y comentaban entre sí: Entonces, ¿quién puede salvarse? Jesús, mirándolos fijamente, les dijo: Es imposible para los hombres, mas no para Dios. Para Dios todo es posible. Entonces Pedro le dijo a Jesús: Señor, ya ves que nosotros lo hemos dejado todo para seguirte. Jesús le respondió: Yo les aseguro: Nadie que haya dejado casa, o hermanos o hermanas, o padre o madre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, dejará de recibir, en esta vida, el ciento por uno en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, junto con persecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna”.

Marcos 10,17-30

Tu visión es la energía que utilizas para establecer una elección en el dolor y el sufrimiento

La visión del objeto es la acción de reconocer la existencia de algo, es el primer eslabón de la percepción. La asociación de lo observado con lo que tu mente identifica esa imagen es lo que llamamos identificación, es el segundo eslabón de la percepción. La evasión ahora tiene lugar y consiste en interpretar lo observado desde la instancia llamada dualidad y es aquí que la observación ya no tiene significado alguno y la interpretación se convierte en lo observado, este es el tercer eslabón de la percepción y es aquí donde la interpretación de lo observado sustituye de manera definitiva lo observado.

El evasivo ego no se detiene en este eslabón y ahora te dice que a raíz de la interpretación que tienes de lo observado debes ahora estar preparado para acudir al encuentro de eso que ya no es ni lo observado, ni lo identificado sino lo interpretado, y te pide que o bien te defiendas o bien lo aceptes si el resultado de la interpretación es positivo, pero que sea interpretado como beneficioso o positivo no es suficiente ya que para mantener esta calificación tú tienes que recibir a cambio un beneficio de eso o de lo contrario ya la interpretación pasará a ser negativa y de nuevo tus defensas deberán activarse.

El encuentro de La Verdad está todavía en el remoto espacio de tu sentir…………..

Te AMO

Jesús

canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: