Saltar al contenido

Meditación 1

Tu vida es el claro ejemplo de todo el cúmulo de vivencias que han estado acumuladas en tu ser en los archivos de tu memoria. En tu mente están depositados todos los momentos bellos, gratos, sinceros, de AMOR, de UNIÓN, de compasión, de gratitud, de cariño, de inocencia, de respeto, de obediencia, de PERDÓN; pero también se encuentran  allí recuerdos  llenos  de ira, rabia, resentimiento, envidia, duda, miedo, separación, injusticia, sufrimiento, dolor, venganza, rencor, lujuria, obsesión, condena, represión… en fin, la mente es un gran almacén de vivencias, momentos, episodios, capítulos de tu vida pasada que constantemente actualiza  tu mente.

El encargo que ahora se nos presenta es imaginar un gran escenario que puede ser un espacio con muchos árboles, rodeados por un prado coloreado por todos los matices del verde, plantas con hermosas flores, trinar de pájaros y una  brisa  suave que podemos sentir en todo el cuerpo.

En este  lugar nos encontramos de pie observando  este idílico cuadro de Armonía, belleza y tranquilidad. Respiramos y sentimos como ese aire puro, fresco y saludable entra a nuestros pulmones y elabora el elegido momento de PAZ que nuestra vida desea. En este encuentro comenzamos a abrir los brazos y a entregar uno a uno todos los recuerdos positivos y negativos, buenos y malos, que antes pudimos recorrer y los dejamos ir como aves que salen de nuestro cuerpo,  abandonando el espacio de nuestra identidad corporal. Nos damos cuenta de que no deseamos guardar absolutamente nada y dejamos fluir todos estos recuerdos especiales, traumáticos, felices, tristes; todos ellos se van como aves que escapan al abrir la jaula que las mantenía presas por siempre……

Ahora comienza a sentir todo tu cuerpo en total PAZ, sin otro instante ni otro momento que el aquí y el ahora, no existe otra cosa que el momento presente y no esperas nada ni a nadie en este estado único e irremplazable. Tu ser se siente en total Armonía con su naturaleza corporal y te ves a ti mismo, a ti misma, como un ser renovado y en feliz encuentro con su Verdad.

Te estás entrenando para ir al dominio de tu elección del Creador Dios y no hay nada ni nadie que pueda interferir en tu decisión de ir a la estancia divina de tu SER. El lugar de tu existencia es el ahora, el significado de tu vida es el AMOR y lo que ves es el elaborado tratamiento del vehículo o cuerpo con la pureza de tu SER. Respira, respira, respira…….

Ahora comienza a sentir de nuevo tu cuerpo, siente tus pies, tus piernas, tu tronco, tus brazos, tus manos, tus hombros, tu cabeza; siente todo tu cuerpo físico presente en este momento, comienza a mover poco a poco, lentamente tu cuerpo y establece el regreso a este plano de manera pausada y tranquila; abre tus ojos y te damos la bienvenida, gracias, gracias, gracias.

¡Es así!

URIEL

 

Canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: