Saltar al contenido

El verdadero significado de victimario

Imagen

El concepto es el resultado de una experiencia o práctica que siendo aplicada condujo a unos resultados que dan origen a lo conceptual. La validación de una teoría o concepto es algo que nos mueve a confirmar que lo que descansa en forma de palabras encierra una verdad en sí misma. Otra verdad diferente de esa en la que creemos es posible y el único inconveniente es que nos empeñamos en querer hacer realidad nuestras creencias y no deseamos que esto pueda ser diferente de cómo es.

La condena es una forma de conclusión porque en ella nos apegamos a la creencia en un victimario y el papel de víctima es asumido con dignidad por nosotros mismos. El caso parece sencillo pero, ¿quién es en realidad ese victimario? ¿Cuáles son sus verdaderas intenciones?

Si la intención de una persona es que tú sufras y seas infeliz en este mundo, entonces ya decidiste que era esa su función y la tuya es, por lo tanto, ser la persona perjudicada, agredida y sentenciada por ese otro ser. Pero que sucede si, partiendo de la premisa de que todo sucede por alguna razón, ese victimario está presente en nuestra experiencia porque su rol ya existió antes que esa persona llegara a tu vida y éste ser sólo tiene como objetivo perpetuar el papel que fue asignado primeramente a uno de tus progenitores o tutores presente en tu infancia ???

¿Qué cualidades en común poseen tus victimarios y que han venido a establecer para ti? El verdadero significado de victimario debería ser: el ser que viene a cumplir con tu voluntad de pagar por una falta realizada y su presencia en tu vida culminará cuando la deuda con la existencia culmine. La culpa clama por un castigo y el castigo sólo es posible a través de un victimario ¿Cuál es tu falta? ¿Cuál es tu culpa? El pago es una necesidad para ti y tu querido victimario hace presencia en la escena de tu vida para responder a la petición que tú mismo le estás haciendo.

Si logras entender que cada culpa es la petición de castigo que eres capaz de implorar al universo, ¿qué pasaría si llegásemos a una nueva conclusión en la que, en lugar de culpables, fuésemos inocentes? ¿Estaría en ese nuevo contexto justificada la presencia del victimario? ¿Sería necesario el castigo para el alma inocente? ¿Qué podría significar para un ser que no es culpable de nada el castigo, la culpa o la condena?

El cambio es posible si nos damos cuenta que el único lugar donde toda culpa reside es en la mente, hogar del ego. ¿Es tu mente, es tu pensamiento acerca de ti mismo lo que tú eres? ¿Es el concepto de lo que tú eres lo que puede sustituirte y desplazarte? ¿Puede opinar y decir tu mente lo que eres y no ser tú mismo capaz de opinar sobre ella? ¿Puede el ser humano tener una auto-opinión, auto-interpretación, auto-evaluación y auto-análisis de sí mismo o es que la mente y el ego no pertenecen al dominio de lo que esencialmente soy? ¿Es la mente infalible en sus dictámenes o muchas veces me ha demostrado estar en el error? ¿Es la mente yo mismo? ¿Es la mente mi creador acaso? ¿Quién soy entonces?

¡Es así!

Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: