Saltar al contenido

Mensaje 16 de octubre de 2010

Querida Alma

El anterior llamado que Yo te hice en esta vida fue en el momento en el que tú tomaste la decisión de regresar a este plano para encontrar en este mundo la especial vivencia que te evolucionará desde la oscuridad hasta la luz, desde la razón hasta el corazón, desde el miedo hasta el amor, desde la imaginación hasta la realidad. El Verbo Encarnado representado por Mí, te mostró y te demostró que el AMOR era capaz de vencer al evasivo ego y la Verdad evitaría cualquier sombra u oscuridad.

El enarbolado vivir en el Creador es la experiencia del que evita el vivir en la vistosidad del mundo y se eleva en su elaborada vivencia por encima de la razón, para de esta manera penetrar el espacio del sentir en el corazón. Tu esencia es ahora tu verdad y si tu llevas el AMOR de Dios a tu entorno, ese AMOR no puede hacer otra cosa que volver a ti multiplicado y esa verdad es la que estas viviendo al extender estas palabras divinas.

El significado de tu vida en el plano en que te encuentras fue viajar desde la pureza y la luz del cielo hasta la asignación en el espacio de densidad energética llamado cuerpo. En el contexto de esta vivencia tu ser imagina estar atrapado en las fronteras de este cuerpo y olvida su naturaleza divina. La mente, escenario de tu visión e interpretación del mundo, pretende usurpar el puesto que le corresponde a tu SER, y tu conflicto se origina al ser tu esencia desplazada y sometida a los dictados de tu mente. Tu realidad se transforma en una negación de tu SER, y esto trae como consecuencia que tu tránsito en esta vida se transforme en un vagar por el mundo, sin llegar a entender nada de lo que te rodea o sucede por que simplemente  has olvidado quién tú eres, y tu conocimiento ha sido sustituido por tu interpretación. Que podría ser evasión sino el estado de escape de tu vivencia en el Creador y la búsqueda desesperada de tu lugar en el mundo en cualquier lugar fuera de tu corazón, que es la puerta que comunica a tu ser con tu SER.

Tu identidad te evade y tu te conviertes en un errante caminante que no viaja a ninguna parte por que al desconocer tu verdadera identidad tu destino te queda definitivamente velado y oculto. ¿Que podría ser más vacío que una entrega sin volver a tu identidad?

Has entendido ahora que el único viaje posible es el que te llevará de regreso a tu Yo verdadero, y el camino es y será siempre el AMOR.

Te Amo en tu ilusión

Te Amo en Tu Verdad

Jesús

canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: