Saltar al contenido

Mensaje 29 de diciembre de 2010

Los vivos son los que están en este mundo, los muertos son los que no están ya en este mundo. El mundo conocido por ustedes es éste, el mundo que están por conocer es el verdadero y real mundo, un lugar donde no existe el contexto de los opuestos; el mundo que ustedes no han todavía vivenciado es el mundo del AMOR, la PAZ y el mundo que ustedes conocen no es el mejor ejemplo de mundo.
 
La virtud del lugar donde ahora residen es que les ofrece la oportunidad de lograr experimentar el objetivo del AMOR y para ello establecen como punto de partida la vivencia opuesta al AMOR.
 
El destino de todas tus aparentes evaluaciones de este mundo están marcadas por tu voluntad de querer actuar aquí en utilidad aparente. El empeño que tienes en ejercer tu control sobre el ilusorio mundo en el que resides ahora, es la localización en el lado más obstinado de esta lamentable vivencia. El otro mundo, en cambio te ofrece una existencia en la luz en el AMOR, sin conflictos, sin guerras, sin enemigos, sin enfermedades, y sin otra necesidad que la de estar en el lugar donde te encuentras y la de ayudar a tus seres en este plano a establecer una relación vinculada a la localización en el sentir, en el corazón.
 
El escape de tu vivencia en el mundo en el que ahora vives es denominado suicidio. El concepto de suicidio es mucho más amplio que el que ustedes aceptan, el suicidio es toda aquella vivencia destinada a evitar una vida sin mayor tropiezo y sin grandes complicaciones ni enfermedades terminales. Toda vivencia que pueda detener o acortar tu vida es también suicidio; en este renglón están incluidos los vicios, vidas destinadas a la práctica de actividades de alto riesgo. En fin, todo lo que establezca una experiencia que varíe, acorte o desmejore tu vida en el aspecto físico, es una forma de suicidio.
 
La llamada que estableces en el espacio de tu vivencia es el elaborado vivir que el ego desea para ti. La evasiva existencia es aquella que vincula tu ser a la ilusión, para así garantizar una vida en el dolor, el sufrimiento y la separación.
 
La vida es el espacio de voluntad divina en el que una porción de la totalidad llega a ser consciente de su existencia de forma separada o individual. La vida en este mundo es ilusoria porque la vía hacia el AMOR no puede empezar desde el AMOR sino desde su más lejano opuesto, representado en este plano por la ilusión, la oscuridad, el temor, la muerte, el dolor. La forma más acertada de llegar al objetivo del AMOR es a través de vivencias que puedan establecer en nuestra experiencia la PAZ, UNIÓN, ARMONÍA, que acompaña al AMOR.
 
Te AMO
 
Jesús
 
 
canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: