Saltar al contenido

Mensaje 7 de febrero de 2011

El llanto de la madre es por la ilusión de su vida……

El hijo no es el ser que vino al mundo para que su vida sea la bendición de la madre, todo hijo viene a este mundo a cumplir una función. La enseñanza que recibe de sus padres es la que le corresponde, el mejor de los encantos del hijo no es hacer lo que sus padres le piden, lo mejor que un hijo posee es la mirada que lo vivencia como Hijo de Dios, al cuidado de unos padres biológicos que son sus tutores más no sus propietarios.

Los hijos son también maestros y enseñan tanto o más de lo que vienen a aprender. ¿Estás consciente de esto?

El padre representa la autoridad, el respeto, la disciplina, la responsabilidad. La madre representa la mayor de las virtudes, el AMOR, la armonía, la sensibilidad y la sencillez. El niño comienza desde muy temprano a entrenarse en el arte de la libertad limitada y vigilada y su existencia encuentra un rol nunca antes conocido por él: mío, tuyo, nuestro y vuestro constituyen los puntos básicos de su enseñanza y aprendizaje.

La localización de la vivencia en el estado mental se convierte en su cotidiana experiencia y las demás personas presentes en su vida son los verdaderos y únicos culpables de la vida que este  hijo transita. La energía no es algo que se discute a nivel del promedio de las familias y su verdad es la que el mundo le ofrece y es también la que su mente, a través de sus memorias y creencias le otorga.

Te AMO

Jesús

canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: