Saltar al contenido

Mensaje 26 de mayo de 2011

Mientras cenaban; Jesús tomó un pan , pronunció la bendición, lo partió y se lo dio a sus discípulos diciendo:
Tomad, comed, esto es mi cuerpo.
Tomando la copa, pronunció la acción de gracias y se la dio diciendo:
Bebed todos de ella, porque ésta es mi sangre de la alianza, que se derrama por todos para el perdón de los pecados.
Mateo 26, 26 – 28

El elegido de Dios Jesús ofreció Su Cuerpo y Su Sangre para el perdón de los pecados.

¿Qué pecados?

El “pecado” más representativo del ser en este plano es creer que somos los hijos que Dios abandonó en este mundo para que vivieran una existencia de sufrimiento y dolor. El “pecado” es sentirse separado de Dios, y la más grande prueba de nuestra separación es nuestro cuerpo.

El creer que nuestro cuerpo puede separarnos del Creador Dios es como separar el SER de la elevación en Dios y establecer que la creación es imperfecta, impura, en desarmonía, en conflicto, odio, rencor, discordia, guerra; en sintonía con entregas fuera del AMOR y en vivencia de la energía más densa de tu entrega.

El SER o esencia divina te muestra el camino para el desempeño de tu función en este mundo. El SER te conecta con lo divino en el espacio de tu experiencia ¿entiendes?

Te AMO

Jesús


canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: