Saltar al contenido

Mensaje 28 de mayo de 2011

El encargo de tu vida en este mundo es que encuentres el camino a casa donde El Creador Dios está preparando la cordial bienvenida a su amado Hijo.

El hijo pródigo

 Añadió:
 Un hombre tenía dos hijos. El menor dijo al padre: Padre, dame la parte de la fortuna que me corresponde: El les repartió los bienes. A los pocos días el hijo menor reunió todo y emigró a un país lejano, donde derrochó su fortuna viviendo como un libertino. Cuando gastó todo, sobrevino una carestía grave en aquel país, y empezó a pasar necesidad. Fue y se comprometió con un hacendado del país, el cual lo envió a sus campos a cuidar cerdos. Deseaba llenarse el estómago de las bellotas que comían los puercos, pero nadie se las daba.
Entonces recapacitando pensó: A cuántos jornaleros de mi padre les sobra el pan mientras yo me muero de hambre. Me pondré en camino a casa de mi padre y le diré: He pecado contra Dios y te he ofendido; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Trátame como a uno de tus jornaleros. Y se puso en camino a casa de su padre. Estaba aún distante, cuando su padre lo divisó y se enterneció. Corriendo, se le echó al cuello y le besó. El hijo le dijo: Padre, he pecado contra Dios y te he ofendido, ya no merezco llamarme hijo tuyo. Pero el padre dijo a los criados: Enseguida, traed el mejor vestido y ponédselo; poned un anillo en el dedo y sandalias en los pies. Traed el ternero cebado y matadlo. Celebremos un banquete. Porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido, se había perdido y ha sido encontrado. Y empezaron la fiesta.

El hijo mayor estaba en el campo. Cuando se acercaba a casa, oyó música y danzas y llamó a uno de los mozos para informarse de lo que pasaba. Le contestó: Es que ha venido tu hermano y tu padre ha matado el ternero cebado, porque lo ha recobrado sano y salvo. Irritado, se negaba a entrar. Salió su padre a exhortarlo. Pero él respondió a su padre: Mira, tantos años llevo sirviéndote, sin desobedecer una orden tuya, y nunca me has dado un cabrito para comérmelo con mis amigos. Pero cuando ha llegado este hijo tuyo, que se ha comido tu fortuna con prostitutas, has matado para él el ternero cebado. Le respondió: Hijo, tú estás siempre conmigo y todo lo mío es tuyo.

Había que hacer fiesta porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido, se había perdido y ha sido encontrado.

Lucas 15, 11 – 32

El mismo regalo que ofrecen en este plano los padres que perdonan las desventuras de sus hijos, así El Creador Dios está esperando por nuestro retorno sin juicio alguno, en el espacio de La Verdad Eterna en el encuentro con Su Energía Divina.

El que está imaginando este encuentro como una estancia en el juicio final es aquel que, debido a su ilimitado orgullo, jamás quiso elegir el perdón en su experiencia y le dejo a Dios el encargo de volver a inculcar en Su Hijo la doctrina del AMOR y del PERDÓN en esta existencia.

El que encuentre el significado del enarbolado URIEL sabrá que el elaborado Ángel que ahora te visita está pidiéndote que te ocupes de revisar cada relación en esta vida para que elijas el PERDÓN en cada una de ellas, y así entregar al Creador Dios el urgente e iluminado encuentro con el SER  que está en tu sentir en el corazón.

El estado de tu vivencia es el escenario de vinculación con El Creador Dios en el espacio de tu iluminación. El indicativo de tu existencia en El Creador Dios es ahora el más urgente debido a la inminente escogencia de los elegidos estudiantes que serán enviados especiales de Dios en el encuentro de la iluminada acción del Espíritu Santo en el estado de tu vida.

¡Es así!

URIEL

 

canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: