Saltar al contenido

Mensaje 18 de junio 2011

El sol había salido sobre la tierra cuando Lot llegó a Zoar. Entonces el SEÑOR hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego, de parte del SEÑOR desde los cielos; y destruyó aquellas ciudades y todo el valle y todos los habitantes de las ciudades y todo lo que crecía en la tierra. Pero la mujer de Lot, que iba tras él, miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal.

Génesis 19, 23 – 26

 

Acordaos de la mujer de Lot.

Lucas 17, 32 

 

El volver la vista atrás significa no entender que la existencia presente es la única real y lo que está en tu vivencia pasada es solamente un recuerdo en tu mente. El encuentro entre tu vida pasada y tu vida presente es la representación  inequívoca de tu elección en tu entrega en el dominio de tu querida mente. El vínculo de tu vida en el pasado es la elección preferida del ego para entregarte el minucioso análisis de la atenta observación de cada uno de tus errores para elaborar a partir de ellos  un esquema de tu ser basado en el inigualable estudio, reflexión, juicio y especialmente el veredicto final: tu condena.

 

El ego es ahora el encargado de transmitirte el elegido veredicto que él como juez supremo de tu existencia ha establecido en tu vida y te hace creer que eres tú. Y encuentras que su excelente razonamiento es tan brillante que es de tu autoría. Pero ¿quién es capaz de crear el voluntario escenario de su elección de la elaborada entrega en la culpa?

 

El ser que cree en lo que su mente elabora está asumiendo que es capaz de establecer el arma infalible con la que dará fin a su propia vida. ¿Tiene algún sentido esta creación? ¿Es el ser capaz de elaborar una entrega en su mente dispuesta a almacenar la información necesaria para el lamentable juicio final?

 

¿Es el ego tan brillante que te convence de ser un culpable a los ojos del mundo y eres capaz de creerle y al mismo tiempo sentirte agradecido con él por su valioso veredicto? ¿Eres tan escaso de fe que olvidas tu origen, tu elección en el espacio de tu sentir para ir a esa entrega en el espacio de la búsqueda del dolor y el sufrimiento?

 

El responsable de estar eligiendo constantemente  a tu mente como el gurú de tu existencia eres tú; el responsable de elegir una y otra vez el espacio de tu mente para establecer allí tu morada en el dolor y sufrimiento eres tú; el responsable de elegir al ego como tu fiel consejero, tu protector y tu guía eres tú.

 

El encargado de ir por el mundo averiguando el escenario en  donde puedas ver la realización de tu vida es el ser que piensa que el reflejo es la causa y que el ser que está frente a su reflejo es el efecto. Recuerda que el contexto de la entrega en tu mente es la estadía en la mentira, la oscuridad, el dolor, el sufrimiento, la condena, la culpa, el  pecado, el castigo, la enfermedad, la muerte y la condenación eterna….

 

¿Deseas seguir estableciendo tu residencia en este sombrío, elaborado y voraz espacio?

 

El elegido de Dios, Jesús, sigue esperando por tu encuentro con La Verdad, mas allá de todas las elaboradas ilusiones de muerte. ¡El SER eres tú!

 

¡Es así!

 

URIEL

 

 

canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: