Saltar al contenido

El buscador de aventuras

El atento ser que cree en el mundo le va a dar las respuestas que su ser anhela, es el que se está preparando para elaborar una agenda de tropiezos, caídas, desencantos, traiciones, etc., etc., etc. La vida que buscas fuera de ti no te va a mostrar nada diferente de lo que está en tu mente.
 
El mundo que deseas no podrá nunca llegar a tu existencia porque es el aspecto que todavía tu mente no acepta. El estado de tu mente determina el inequívoco vínculo con tu entorno, no podrás recibir en tu vida nada diferente de lo que ofreces, ¿si no ofreces AMOR, como vas a recibirlo?, si ofreces desconfianza, recibirás desconfianza, si ofreces castigo, recibirás castigo. Lo que recibas siempre dará testimonio de lo que ofreces. Si la vida te da el regalo de la PAZ, el Servicio, la Armonía, la UNIÓN y la bondad es porque estás ofreciendo a tu entorno lo mismo ¿entiendes?
 
Tu soledad es el resultado de tu condena, tu angustia es el resultado de tus miedos, tu lamento es el resultado de tu condena; tu incesante vínculo con el ego y la mente establecen el papel de víctima en tu experiencia y no deseas aceptar que tu sufrido rol es también producto de tu condena al mundo, a tus padres, a tu entorno, a tu país, a tu pareja, a tus hijos, a tu trabajo, a tu ______, ¿es tu estado el de una víctima que está en elección del ego, la mente y la condena?
 
El juicio de aquel que se cree mejor que su hermano es también una condena para el que no está “a nuestro nivel”, y si eres tú el está en el angustioso estado de oscuridad y el resto se encuentra en la luz, entonces es a ti mismo a quien condenas. El mundo condenado es aquel que no responde a nuestras expectativas y lo que establece ese mundo es el anormal castigo para los que se encuentran en él.
 
La razón de tu existencia es para que vivencies el estado de UNIÓN. Por el contrario, el pensar que hay mejores y peores, buenos y malos, blancos y negros, santos y demonios, correctos e incorrectos, sabios e ignorantes es la prueba fehaciente de todo el enorme catálogo de condenas que somos capaces de ofrecer al mundo entero.
 
El aspecto de esta entrega es tan usual en nuestra vida que no nos damos cuenta que “día a día” nuestra mente es el bunker desde donde defendemos nuestra ilusoria identidad atacando a todo lo que aleje de nuestra creencia de lo que somos. La voz en nuestra mente que nos dice que somos, que debemos aceptar, esperar, recibir, ofrecer, defender, atacar, acabar, construir y estimula es el ego y por ello nos empeñamos en definirnos sin saber lo que realmente somos, ¡qué pretensión!
 
¡Es así!
 
URIEL
 
 
canalizado por Víctor
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: