Saltar al contenido

VIDA

Jesús de la Misericordia

Ni con la retribución de “lo que es” nos sentimos servidos porque elegimos un plan de vida que no está en sintonía con lo que nuestro sentir anhela sino con lo que nuestra mente desea evitar.

Nuestro corazón ama y nuestro sentir desea llegar a alcanzar eso que hemos querido incorporar a nuestra vida. Retener y evitar, dos aspectos que sugieren que haremos lo posible para que eso que hemos alcanzado no nos sea arrebatado o no se pierda por razón de nuestra irresponsabilidad o nuestra negligencia. Lo que se suma, se agrega, se multiplica, se ofrece, se extiende, se incluye. Se establece que si algo puede ser para mi beneficio y mi mejora, lo justo y lo honesto es que otros puedan beneficiarse de eso también.

El que desea retener y evitar perder lo que tiene NO podrá beneficiarse de eso que la vida le ofreció porque su miedo a perderlo hará que actúe en función de mantenerlo y preservarlo. Su mayor reto es quedarse con eso de lo que no podrá adueñarse porque nada es natural ni libre si no dejamos que tenga el derecho de irse así como llegó a nuestra vida.

No es la pérdida algo doloroso porque lo que llega se puede quedar con nosotros pero también puede tomar la decisión seguir su camino sin nosotros también. Evitar perder algo o a alguien es NO disfrutarlo, NO liberarlo, NO dejarlo responder por sí mismo.

Separar es un acto que nace del miedo porque imaginamos que en esa división nos haremos fuertes y tendremos el control sobre lo que queremos mantener como nuestro. Si la relación con el mundo es a partir del temor a perder, la consecuencia será que vamos a retener, acumular, guardar, y ese es el principio de la CORRUPCIÓN, ya que lo que se aparta, se esconde o se deposita, no cumple su función de ser libre y de circular sin limitación alguna.

Fluye lo que la vida nos ofrece, cambia, se transforma. Lo que somos se va haciendo diferente, se va el sol y llega la luna, se va el verano y llega el otoño, se va la lluvia y llega el sol, se va la niñez y llega la juventud, se va el que ya no está entre nosotros…

Vivir para tratar de evitar que algo malo suceda es no vivir. Perder tu vida tratando de renunciar a tu libertad, limitando y condicionando a los seres presentes en tu experiencia es algo inútil, cada uno tendrá la posibilidad de volar y NADIE debe impedírselo. Un día de vida es un regalo para tí, regala tú también tu mejor versión de tí mismo.

🌹

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: