Saltar al contenido

Etiqueta: Sentir

Sígueme

Sígueme

Otro de sus discípulos le dijo: Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre.

Jesús le dijo: Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos.

Mateo 8, 21-22

Víctor, piensa que ir primero a Mantener los Muertos y a atenderlos NO es sólo a los cadáveres, sino también a lo que por su propia naturaleza NO ofrece vida: el odio, el rencor, la rabia, el resentimiento, el conflicto, la preocupación, la angustia, la culpa. La puesta en marcha de estas emociones y sentimientos NO te permite vivir plenamente porque son los que te restan energía, salud, paz, sosiego, equilibrio, armonía, sensibilidad, creatividad, imaginación. Valerse de esas emociones y sentimientos se traduce en lo que niega la vida, el AMOR, La Paz y el perdón.

Los muertos que entierran sus muertos, los muertos que se ocupan de sus muertos son aquellos que se relacionan con: impotencia, Desesperanza, Insatisfacción, necesidad, negatividad, sufrimiento y tristeza. ¿Eres consciente de ello?

🌹

DAR

Muchos son los que quieren orientar su vida en función de sus deseos, necesidades y sueños.

Pocos son los que se dedican a Penetrar en su SER para hacer que sus vidas se orienten de acuerdo a la Negación de lo que Creen ser.

Renunciar a lo que NO soy es lo que me permite conectar con el SER en cada momento de mi vida.

Renunciar a lo que creo que soy implica renunciar a aquello que he acumulado a través de mi vida, llámese esto conocimientos, memorias, objetos, experiencias, roles, relaciones, principios, valores, juicios, etc.

NO Puedo Seguir adelante si el peso del pasado está condicionando y limitando mi vida.

Relacionarme con lo que soy es algo que NO puede ser Manifestado ante lo que Imagino ser, es por ello que la AUSENCIA de Mis Deseos es lo que Equivale a la Renuncia a lo ilusorio.

🌹

Pertenencia

vivir-sin-gastar-dinero

Conocimiento no puede definirse como aquello que sabes. Eso que está contenido en tu mente, producto de tus vivencias, aprendizajes, destrezas, memorias y pasado; es lo que deberíamos denominar “lo que tú conoces”, o sea, lo conocido.

El conocimiento es un océano infinito y atemporal, tu mente sólo posee una pequeñísima parte de ese conocimiento universal y se siente superior y respetable al compararse con el saber y el hacer de otras personas en este mundo.

El conocimiento total no es algo que pueda encerrarse en un espacio, en un ser, en un cerebro. Lo que se embotella, se separa y se aísla, termina por corromperse y degradarse. El conocimiento es un torrente infinito al que puedes conectarte y puedes recibir de él lo necesario para tu vida, pero no debes querer atraparlo, apropiártelo, o retenerlo como la Verdad. La conexión es imprescindible porque ella permite negar lo individual y corregir lo que crees saber acerca del mundo y de ti mismo.

Todo cambia, todo se transforma, y la Verdad que es la UNIÓN con la Luz, está establecida en la integración que produce el movimiento alrededor suyo. Días y noches, mareas y lunas, rotación y traslación; todo se mueve, todo se traslada. Todo se orienta de forma distinta y eso es así aquí en este mundo, como fuera de él.

Tú que eres amante de las ideas fijas, de los conceptos rígidos, de las posturas inamovibles, te advierto que la naturaleza y la creación se mueven constantemente y, tarde o temprano, te llegará el momento de moverte y soltar todo lo que quisieras seguir conservando y manteniendo como tuyo. Ningún tipo de pertenencia es algo que te posibilite fluir con lo que eres y sientes. Eres lo que le pertenece a la Luz y al AMOR.

Jesús

El que espera, desespera !!!

JesusdeNazareth

Cuanto tiempo ha transcurrido desde que te fijaste una meta para tu vida y ésta ha transcurrido sin que puedas llegar a hacerla realidad para ti ??? ¿Un día? ¿un año? cinco, diez, veinte o cuarenta años? Esa meta que te has planteado o esas metas no alcanzadas han condicionado tu vida, al punto de convertirse en la prioridad de tu experiencia y en el norte a seguir.

En el transcurrir de tu experiencia muchas metas se van cumpliendo, pasas de la niñez a la adolescencia, de allí a la juventud, culminas tus estudios, consigues trabajo, te casas, tienes hijos, envejeces, etc., etc. Algunas de estas metas se cumplen y otras no. Si las cumplimos y materializamos todas ellas, entonces nos plantearemos nuevos objetivos, nuevos retos y desafíos para seguir incorporados a la INTENCIÓN DE UTILIZAR LA VIDA, EN FUNCIÓN DE NUESTROS PROPÓSITOS.

¿Qué sucede cuando la vida no nos otorga aquello que anhelamos? ¿Qué sucede al plantearnos una meta de manera firme y decidida y esta no se cristaliza ni se materializa? ¿Seguimos adelante o nos quedamos parados observando como transcurre el fluir de la vida sin nosotros mismos?

Nos mantenemos atascados en nuestra RABIA, nuestra DECEPCIÓN, nuestro DOLOR, nuestro RESENTIMIENTO, nuestra DUDA y nuestro PESAR o seguimos adelante ??? ¿QUÉ SIGNIFICA PEDIR A DIOS QUE HAGA REALIDAD NUESTROS SUEÑOS, DESEOS Y/O ANHELOS? ¿Quién sabe lo que tu vida necesita, DIOS o tú? ¿Quién conoce tu misión y tu razón de existir, DIOS o tú? ¿Quién es el autor de tu vida, DIOS o tú?

Realizar lo que consideras tu proyecto, tus prioridades, tus sueños, tus anhelos, tu agenda de actividades y tus relaciones, es declarar a Dios, al mundo y a los que te rodean, que tú SI SABES QUIÉN ERES, QUÉ ESTÁS HACIENDO EN ESTE MUNDO Y CUÁL ES TU RAZÓN Y TU MISIÓN DE VIDA,  NADIE MEJOR QUE TÚ PARA DECLARARLO Y PARA CORROBORARLO. SI LA VIDA NO TE LO OFRECE, ENTONCES TE DESESPERAS, TE DEPRIMES, TE ENFERMAS Y TE MUERES, PORQUE NO TIENE SENTIDO VIVIR EL PLAN QUE NO SE AJUSTA A TUS INTERESES, ¿entiendes?

¡Es así!

URIEL

 

A %d blogueros les gusta esto: