Saltar al contenido

El ser que encuentra el conocimiento es aquel que establece primero que lo que clama su vida no es lo que su mente desea. La obsesión de tu mente de encontrar La Verdad de tu existencia al exterior de tu ser hace que vayas vagando por el mundo buscando el tesoro perdido de tu vida. La búsqueda finaliza cuando no eres ya capaz de continuar en el recinto que se denomina cuerpo físico  y debido a esto, tu lección te argumenta que nunca existió nada en tu entorno que pudiese ofrecerte las respuestas que tu necesitabas.

El camino correcto es entonces el que te conduce al interior de tí mismo, ese camino es el más arduo, más significativo, más difícil, más llamativo y más beneficioso. En este camino cada ser que localizas te acompaña a establecer que eres tú el que vivencia lo que en realidad desea, y que no hay otra Verdad que la que tu SER te ofrece. La bendición de tu vida no depende de nadie, sino de tu aceptación de tí como el Hijo de Dios. Y luego de esta especial integración tu ser comienza a entender que la acción es la necesaria elección de tu vida desde la atenta y amorosa Luz que representa tu acción desde el sentir en el corazón.

 

 

¡Es así!

 

URIEL

 

canalizado por Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: